Archivo del sitio

Una Frase, un Pensamiento

Sumergido en la lectura de “El mundo como obra de arte” de Frank Wilczek me ha venido una frase a la cabeza:

“Copia la UTOPÍA aunque sea con brocha gorda, sé un artista de lo POSIBLE”.

No sé si el sopor de una tarde de Agosto mezclado con las ideas plasmadas en el libro de Wilczek en el capítulo dedicado a la Caverna de Platón; si su Ideal disminuido y convertido en Realidad han originado que, en paralelo al texto, mi mente generase un ideario homólogo cuyo resultado final se podría resumir en esa frase.

Leemos y según las palabras, las frases, toman cuerpo, se tornan en ideas, nuestro cerebro tiende a hacerlas suyas o a luchar contra ellas creando un dialogo con el autor que nos enriquece, que perfecciona o al menos desarrolla la obra a la vez que alimenta nuestro mundo interior, real o imaginario. Creo que un libro tiene muchas lecturas, seguramente esto no es nuevo, pero esas lecturas también generan influencias en nuestros pensamientos. Libro y ego bailan al son de los conceptos, de las opiniones o hechos que el autor quiere compartir, enlazando mensajes con nuestras percepciones, jugando con nuestro bagaje para hacerlos partícipes de ese juego singular que se genera al penetrar en un mundo explorado por tantos y tan desconocido para el que lo inicia. Ningún libro es igual, para cada uno genera, al estilo Minecraft,  un submundo por descubrir siendo una excusa para escrutar nuestro propio yo, para sacar de ese pozo profundo de ideas e imágenes que no controlamos, de nuestro subconsciente pedacitos de ese YO que se esconde trémulo por no ver la luz.

Vale todo esto ha sido una excusa porque no quería que se me olvidase mi “maravillosa” y “mejor” frase de un día de Agosto de 2016. Para compensar un vídeo con alguien que ha tenido algo más que una frase y quizá, no, seguro; hará que esta entrada tenga algo de valor.

Tiempo y distancia o sólo existe el pasado

Hoy estaba pensando en lo que vemos, en lo que nuestro cerebro interpreta, en la luz, en las estrellas, en lo que es, en lo que no es y al final todo me lleva a una palabra PASADO. Miramos a la cara de la persona que tenemos delante, nos llega su gesto, su semblante y pensamos que es ahora, es inmediato; reaccionamos ante un hecho que no es más que el reflejo de la luz incidente interpretada por nuestro cerebro. Todo es un momento, en ese mismo instante miramos al cielo y si tenemos suerte en una noche cerrada podríamos ver unos cuantos puntos luminosos, estrellas y algún que otro planeta. Pero, ¿qué está pasando en ese momento realmente?, ¿qué es más cierto la realidad del semblante o la posición de esa centelleante estrella? Puedo señalar el rostro y la estrella a la vez si quiero, dos dedos hacen falta nada más pero ¿realmente a qué he señalado?, ¿y si llevo ese rostro a una de esas estrellas? Cuando vea ese rostro ¿qué estaré viendo realmente?

Nuestra mente es una superviviente, nos dice que lo que ve es lo cierto, es real, pero lo que ve ya ha pasado, unas micras de segundo antes si estás cerca, hasta millones de años si hablamos de estrellas. Me imagino mirando esa luminosa estrella y quizá ahora sea una supernova, una estrella enana, un agujero negro o simplemente polvo estelar. Cuanto más lejano más pasado vemos. Podemos encontrarnos en Egipto al lado de la Gran Pirámide de  Guiza y si fuésemos lo suficientemente hábiles mirar al cielo y localizar con un telescopio la estrella Phi Casiopea. En ese momento estaríamos viendo dos elementos coetáneos, la luz que nos llega de la estrella a 4500 años y la pirámide que se construyó entonces. La diferencia es que la construcción egipcia está ahí, la puedes tocar, la estrella ni siquiera sabemos si sigue existiendo y de ser así se encuentra a más de  673 x10 9 UA.

Cuando, por tanto, nos tumbamos para observar el firmamento vemos nuestro pasado, no con ojos, pero con determinadas herramientas podemos “ver” el inicio del todo, el Big Bang. El pasado no es algo efímero sino que nos acompaña, a más distancia más pasado vemos. Al contrario cuando nos movemos en distancias cercanas el presente se nos acerca o mejor dicho el pasado tiende a un presente cuasi real.

Estoy divagando con el cerebro y la luz, ¿qué ocurre con una persona sorda? Al ser la velocidad del sonido menor que la de la luz ¿su realidad es aún más pasado? ¿Cuándo oiremos el sonido de esa estrella que vemos ahora? Está claro que nosotros no llegaremos a oírlo, siendo el mismo pasado para poder oír lo que hoy vemos tendríamos que irnos al futuro.

Imagino nuestras magnitudes tiempo, espacio, todo interrelacionado, luz, sonido. Pienso ahora en algo que me viene a la cabeza, hace casi 40 años se lanzaron dos sondas al espacio con el objeto de explorar los planetas de nuestro sistema solar, de conocer que nos rodea y así entender también un poco nuestro planeta, por qué la tierra es como es, qué hay de parecido en los otros planetas y lunas, bueno eso es otra historia. El caso es que esos artefactos, la Voyager 1 y 2, llevan viajando por el espacio durante todo ese tiempo, adquiriendo energía mediante imaginativos procedimientos aprovechando los conocimientos físicos de la comunidad científica  y  maravillando por la precisión matemática de los cálculos realizados. Cumplir con la realidad las teorías a esas distancias y velocidades es digno de admiración. Las ayudas computacionales, las capacidades de cálculo informático han ido favoreciendo y facilitando con el tiempo el proyecto pero la génesis del viaje se va a 40 años, entonces las ayudas de ese tipo no eran como ahora. El caso es que he mirado por dónde andan los dos cacharros y me ha sorprendido leer que uno, la Voyager 1,  ya está en la llamada zona interestelar y el otro no le anda muy rezagado, navegan aproximadamente a más de 134 y 110 UA de la Tierra respectivamente. Viajan con sus suvenires por si son localizados por algún tipo de civilización extraterrestre (bueno no voy a decir lo que pienso de ese temita, pero si a mí que soy un tipo normal, del montón,  se me va la olla, no quiero pensar como tienen algunos, sino todos, los científicos la cabeza). Quizá en el futuro seamos nosotros mismos, los humanos si sobrevivimos los que nos volvamos a encontrar con esos objetos. El caso es que imagino esas naves cada vez más alejadas en distancia y en tiempo pero ¿y si al estar más alejadas por algún mecanismo se encontrasen con una singularidad en ese espacio tiempo? ¿Y si dentro de miles de años terrestres encontrasen un agujero de gusano o algo parecido y la distancia o el tiempo cambiase?¿ y si somos nosotros mismos, la humanidad me refiero,  los que venimos del futuro al pasado. Y si la lejanía en distanciase acaba convirtiendo en cercanía temporal?

Martes 14 de Junio, se acerca el solsticio de verano, hoy hemos tenido unos 30 grados aproximadamente y no ha sido el día más caluroso, dicen que mañana bajan las temperaturas, quizá entonces me riegue el cerebro algo mejor.

espacio

El Gato de Schrödinger

Hoy he recibido un whatsapp preguntándome si había visto una película llamada “Coherence”. La verdad es que no la he visto, ni sabía de su existencia, algo que no es nada anormal, desde hace un tiempo tengo una gran desconexión tanto filmográfica como literaria. Lo que había llevado a la persona que me envió el mensaje a hablarme de la película era que durante algún tiempo en mi estado de Whatsapp e incluso en mi foto había alusiones al Gato de Schrödinger.

A veces tengo esta frase en mi estado simplemente porque me hace gracia.

“Schrödinger se ha deshecho de las cajas en su desván A 5 gatos les gusta su estado…”

Lo mismo me ocurre con la foto del Gato de Schrödinger enfurecido al salir de la caja (vivo)  y sobre todo para los lunes tormentosos o fin de vacaciones me viene al pelo.

gato de schodinger

El caso es que parece ser, aún no la he visto, que esa película tiene que ver con el experimento de Schrödinger.

¿Y en qué consiste el experimento de Schrödinger? Uffff, pues básicamente que en una noche sin coche, mezclando gin tonics, Jägermeister y absenta, sin esperar al día siguiente, te pones a elucubrar y aparecen imágenes de dualidad onda partícula, superposición, doble estado y alguna idea más de ese tipo que al pensarla sereno te entra un dolor de cabeza que no se va ni con ración doble de Ibuprofeno.

Negro sobre blanco, e intentando mucho resumir, aunque resumiendo es aún menos digerible, es un experimento imaginario (hay varias versiones) en el que un lindo gatito es introducido en una caja sellada. Para poner algo de emoción en la caja también introducimos una botella de veneno y un interruptor que se activa por una partícula radiactiva que tiene un 50% de probabilidades de desintegrarse en un tiempo determinado. Si la partícula se desintegra el interruptor acciona un martillo que rompe la botella y el gas venenoso se libera. Si no se desintegra el interruptor no actúa y el gas venenoso se queda dentro de su recipiente. Así en teoría hay un 50% de probabilidades de que el gato muera o sobreviva. Pero según la mecánica cuántica por la superposición de estados el gato, mientras que no abramos la caja, estará en los dos estados vivo y muerto. Sólo al abrir la caja y en ese momento interactuemos con él sabremos si está en un estado o en otro.

El gato evidentemente no es una partícula subatómica y esto suena a cuento, quizá el experimento sea tan complejo de entender por ese motivo, nuestra realidad macroscópica no se adapta en la mecánica cuántica (Higgs te necesito…). La mecánica Newtoniana se adapta más a nuestra razón, a nuestra percepción del mundo. Pero para entender el modelo estándar hay que unir más piezas del rompecabezas y no dejar engañarnos por lo que vemos, mejor nos dejamos “engañar” o “asombrar” por esos locos visionarios que son capaces de abstraerse y ver más allá de lo perceptible.

En cualquier caso he visto un vídeo que puede ayudar a entender este juego de nigromantes y que me gustaría compartir.

 

 

2016 vs 2015S

Estaba muy relajado y de repente me han entrado un montón de dudas. Acaba el año en una semana y se me ha pasado por la cabeza lo siguiente:

¿Y si el año próximo en vez de ser 2016 es un 2015S o 2015s plus? Nos están acostumbrando determinadas marcas de móviles a que cuando pensamos que va a aparecer un nuevo terminal, deslumbrante, espectacular, un avance tecnológico digno de los mejores guionistas de ciencia ficción  nos defraudan sacando al mercado una versión renovada de su dispositivo anterior para el que han mejorado alguna cosa y le han bautizado añadiendo una S o un Plus (en la mayoría de los casos simplemente han corregido fallos del original).

¿Es eso una moda?¿Querrá nuestro hacedor sumarse a esa moda y corregir algunos bugs de este año y hacer que el próximo sea casi como éste añadiendo una S o un Plus?

El año próximo, ¿se repetirán elecciones en Cataluña con mejor resultado para los que no lo han tenido éste?. ¿Repetiremos Elecciones Generales para ver si algún partido consigue una mayoría suficiente para gobernar sin pactos anti natura?¿Permitirá la industria armamentística que finalicen los conflictos bélicos?¿Se evitarán las muertes por alcanzar un mundo mejor? ¿Dejarán de aparecer en nuestros televisores imágenes que nos avergüenzan como seres humanos, y no hablo de censura?¿Alguien dará un paso al frente y dimitirá por dignidad?¿Unos pocos dejarán de lucrarse a costa de la mayoría?¿No tendremos que preguntarnos quién nos está estafando esta vez?¿Volveré a correr sin lesiones que me amarguen el año y tendré la misma forma que a finales de 2014?¿Repetiremos errores o encadenaremos aciertos? ¿Repetir es mejorar inexorablemente? Para repetir año mejorado, ¿me quedo en la cama los 366 días si no quiero reválida?. ¿Es posible tener un 2015S con un día más por ser bisiesto, será esa la mejora?

¿Es posible tomarse el vermut y luego sentarse a escribir delante del ordenador una entrada del Blog?

Sea lo que sea y por adelantado, feliz 2016 o si no queda otra 2015S…. por cierto en el calendario de mi reloj  ya aparece la siguiente imagen

2016_loading

Feliz Navidad

Unos villancicos propios de estás entrañables fiestas para felicitar la Navidad. Mejor con los altavoces bien engrasados y al máximo para compartir con los vecinos e inundar del espíritu navideño la Comarca, que diría Frodo. Así pues, a disfrutarlos como si estuvierais en un gran centro comercial, de esos que no cierran a ninguna hora y así colaboran con la Conciliación de la Vida Familiar de sus empleados. ¿Dónde van  a estar mejor que trabajando en vez de en familia?

 

 

 

UNO MÁS

Un divertimento…siempre con mensaje de fondo…o no…

No se me acabó la tinta.

Casi un mes sin acercarme a mi rincón, no será porque no han ocurrido cosas sobre las que me hubiera gustado escribir. La verdad es que si fuera por eso todos los días publicaría una entrada en el blog pero este inicio de año está siendo algo complicado y no tengo o tiempo o ganas para ponerme delante del teclado. No siempre no tener ganas o tiempo significa que algo vaya mal, simplemente que otros menesteres acaparan mi atención. No obstante he decidido que de hoy no pasaba, aunque sea somero resumen de lo que ha ocurrido, de lo que ocurre y de lo que posiblemente vaya a ocurrir voy a esbozar en qué se ha interesado mi cabeza en estos últimos días.

El fantasma de lo pasado me trae recuerdos de las manifestaciones multitudinarias, pese a quien le pese, contra la nueva reforma laboral. Para los que hace unos meses había motivo ahora son los ejecutores y para los que en ese momento decían que no había razones, por poco más, se ponen delante de las pancartas a figurar. Al margen de esa triste dualidad que más de un psicólogo vería como síntomas de cierta esquizofrenia, quizá es mejor tomarlo como simple anécdota porque si no sería echar más leña al fuego,  lo importante es que la gente parece que empieza a reaccionar, a plantearse la injusticia de las medidas, a protestar por los atropellos. Lo malo es que aún muchos se creen las patrañas del gobierno, parece que en el bipartidismo que damos como bueno hay poca diferencia aunque algo haya. Los mercados, o mejor dicho el sistema, marca el camino, bueno de eso ya he escrito en entradas anteriores y hoy no voy a ahondar en los temas. El caso es que ha habido varias manifestaciones a las que he acudido y espero que siga habiéndolas mientras que sigan agrediéndonos y seamos los pagadores de sus desmanes.

También ya de un pasado reciente nos llegan noticias de que el Bosón de Higgs está cada día más acorralado. En Fermilab (Tevatron), Illinois también andan cercando a la misteriosa partícula, sus últimos experimentos parecen cercarla entre 115 GeV y 135 GeV, números parecidos a los del LHC en los experimentos Atlas y CMS ( en torno a 125 GeV) .

Por otro lado parece que nos quedamos sin neutrinos superluminosos, según informaron desde el CERN y después de sopesar posibles fallos en los GPSs o quizá en los relojes que midieron el tiempo de salida y llegada de los neutrinos en el experimento que sugirió que había viajado a velocidad de la luz y que suponía poner patas arriba todo el cimiento de la física moderna, parece ser que el problema fue un cabe de fibra óptica entre la unidad de recepción GPS y una entrada de un ordenador estaba mal conectado. Me es complicado entender un fallo similar, se presupone que en un experimento de esas características todo está controlado, que han de haber medidas redundantes para evitar errores. Al final estamos en lo trascendental y se nos olvida lo más trivial y mundano.

El fantasma del presente me trae, además de mucho trabajo, la espectacular visión del  cielo con unos brillantes Júpiter y Venus en el anochecer madrileño. Ambos en su luminosa presencia se buscan hasta encontrarse casi juntos en un sorprendente baile al que la luna decreciente también se ha unido. Por otro lado Marte también se encuentra en una posición de relativa cercanía y por las características de su órbita cada 26 meses se sitúa en oposición, es decir la Tierra pasa entre Marte y el Sol lo que hace que al estar opuesto al Sol se ilumine totalmente su cara visible. Como digo vale la pena levantar la vista del suelo, si es posible en un lugar alejado de la contaminación atmosférica y de la lumínica y disfrutar del espectáculo.

Para el futuro cercano, su fantasma me anuncia una Huelga General. Creo que sobre ello ya hice algún comentario en la entrada referente a la reforma laboral. La fecha pactada es el próximo 29 de Marzo, justo unos días después de las elecciones en Asturias y Andalucía y justo antes de la presentación de los ya temidos Presupuesto Generales para 2012, es decir, un día antes de conocer los nuevos recortes que se suponen aún más agresivos para los de siempre. A pesar de lo que personalmente pienso no sólo secundaré la Huelga General si no que recibirá todo mi apoyo. Espero tener tiempo y ganas para dedicarle una entrada.

Antes de esa fecha tengo dos citas en mi agenda, el Día Mundial del Agua y la Hora del Planeta, los días 22 y 31 de Marzo respectivamente. También espero dedicarles como en otros años una entrada.

Me he dado cuenta que esto de tener un cuaderno de bitácora resulta cuanto menos curioso, en el sentido de que al pasar los años, cuando lo vas viendo crecer, hacerse mayor, te das cuenta que hay cosas cíclicas, que se repite., Unas en las mismas fechas, como estas efemérides y otras sin tener un día concreto. Si echo la vista atrás me encuentro con temas redundantes, reivindicaciones con nombre y apellidos y, por ende, con aniversario y otras con un mismo guión pero con distintos actores. Al final parece que todo lo esencial se mantiene como esas estrellas del firmamento y que la vida es un continuo día de la marmota.

Ya he hecho un pequeño resumen de estos días y avanzo por donde irán las próximas entradas, además de las habituales, y por supuesto, si tengo tiempo y ganas, las inesperadas.

Mentiras

Hoy me subo al teatro de la vida, piso la tarima del escenario y busco la verdad y la mentira. Las dos bailan entrelazadas en un espin  vertiginoso que impide alcanzar a distinguir sus contornos. Mentira y verdad, verdad y mentira se difuminan en una danza caótica que confunde a los espectadores que las vigilan. La función continúa como cada día, los ojos incrédulos no distinguen la verdad de la mentira, no distinguen la metáfora de la descripción. ¿Quién es quien en ese proscenio?

Hoy es uno de esos días de filosofía barata, de preguntas tontas para respuestas inventadas, interesadas e insustanciales. La mentira ronda nuestra vida y, aunque no nos lo creamos, es menos común que la verdad. Aunque quizá es aún menos habitual si consideramos la mentira como una forma de verdad.

No quiero escribir sobre la mentira mala, la que conscientemente busca daño, beneficio lesivo, la que se transforma en daga envenenada y que siempre acaba bien clavada en el corazón. El mal prefiero que no entre en este blog, así que esa mentira prefiero dejarla de lado, prefiero que me abandone antes de haberme alcanzado. Esa mentira espero que ni siquiera roce mi sombra.

La mentira de la que quiero tratar es la que transgrede la definición de la RAE:

mentira.

(De mentir).

  1. 1.      f. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.

verdad.

(Del lat. verĭtas, -ātis).

1. f. Conformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente.

2. f. Conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa.

En concreto me apetece dar un par de vueltas a esos dos términos en sus aparentes contradicciones. Por educación, naturaleza, experiencia o cualquiera sabe qué cosa no me gusta mentir, por otro lado, evidentemente, hay cosas que no quiero, puedo o me apetece contar. El resultado final de esa miniecuación hace que sea un tipo poco comunicativo, reservado e introvertido (es una buena excusa para apoyarme y no cambiar, manteniendo mis defectos como si fueran virtudes). Bueno, eso tampoco viene el caso. Como he escrito anteriormente se me ha antojado tontear con esos términos y en concreto con las mentiras o no verdades que contradicen la definición.

Normalmente consideramos mentira aquello que va en contra de la verdad…uffff vaya, con esta perogrullada estoy a un paso del Nobel.

Voy a profundizar un poco más en mi tontería. De la frase que he escrito antes se infiere que ir en contra de la verdad sería

mentira.

1. f. Disconformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente.

2. f. Disconformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa.

Y debe ser equivalente a:

1. f. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.

Eso significa que si yo me llevo un traje de una tienda y estoy convencido de que lo he pagado, si mi mente me juega una mala pasada y cree con vehemencia que eso es cierto, por mucho que me digan que estoy mintiendo si digo que lo he comprado no sería así atendiendo a la definición. Estoy diciendo la verdad (Esto es un poco rebuscado pero me apetecía meterlo aunque sea con calzador y hasta un grupo de personas en jurado popular me daría la razón)

Ya más en serio, si es posible escribir algo en serio cuando estoy haciendo un ejercicio de imaginación y de trilero para llegar a los resultados que previamente tenía previstos, si alguien cree en algo aún estando en contra de la “VERDAD” no como dice la definición si no como especificaría un físico, es decir, “VERDAD” como algo que se puede demostrar objetivamente, sin ambages, digamos que como un sistema de referencia absoluto contra uno relativo, estaría mintiendo; pero para esa persona estaría diciendo la verdad según la RAE. Parece que lo he liado un poco, ahondemos en la tontería.

Yo me creo un mundo virtual, no hago caso de las señales, de las realidades, de lo que ocurre y doy como bueno esa nueva dimensión. Para mi lo que ocurre es verdad, aún siendo todo mentira, puesto que mi mente ha creado ese estado, siento que es real y pienso que todo ocurre así. En esa situación cuando alguien nos hable de esa historia no nos estará engañando, estará dándonos su verdad que no tiene que coincidir con la “VERDAD”.

A veces, cuando se da esa circunstancia y sabes que te están mintiendo realmente, si no te afecta demasiado esa pequeña incomodidad de conocer lo cierto y oír lo inventado, puedes “disfrutar” contemplando como crece la mentira, como se desarrolla, como evoluciona ante tus ojos. Evidentemente para ello debes conocer la “VERDAD” y la otra verdad no debe hacerte daño o significar un menoscabo de tu felicidad.

Ahora se me viene a la memoria recuerdos de un día que localicé en un ordenador una infección por un virus, era un javascript, no recuerdo el nombre pero el gusano lo que hacía era crear ficheros .js, si no recuerdo mal, de poco peso pero a una velocidad endiablada. Antes de acabar con el virus estuve un buen rato mirando absorto como evolucionaba, como se iba multiplicando, como parecía tener vida propia. Así me he sentido alguna vez cuando conociendo la “VERDAD” de algo me contaban la verdad alternativa. Ver como los hechos reales no se corresponden a lo que te van contando, como van solapándose capas de verdades imaginarias sobre otras para evitar alcanzar la “VERDAD” es cuanto menos curioso si no te afecta lo que está pasando. Los grandes mentirosos, o malabaristas de la verdad, además suelen ser gente muy activa intelectualmente, muy creativa, con mucha imaginación, se disfruta viendo como crean sus enredos, como bordean la caída cual equilibrista en la cuerda floja. Mirarlo como mero espectador produce distintas sensaciones, primero agradeces conocer la “VERDAD” para poder disfrutar del espectáculo, segundo mantienes las distancias comportándote como un espectador de lo que acontece, tercero esperas que nunca te toque ser parte de esa verdad alternativa si no conoces la “VERDAD” o si puede afectarte emocionalmente.

Quizá pueda parecer algo maquiavélico, pero normalmente no nos metemos en esas historias por motu propio, solemos ser invitados pasivos de esos acontecimientos.

No voy a entrar en los motivos para que alguien se cree su mundo alternativo, su verdad y por ende mi mentira. Creo que muchas veces es la inseguridad, es un refugio a un mar bravío por el que nos cuesta navegar, es la desconfianza en ser aceptados como somos o como es nuestra realidad lo que hace que se elija ese camino, incluso es posible que ni se elija, que cuando se quieran dar cuenta ya deambulan por una senda tan escarpada y sinuosa que es de difícil escapatoria. En toda esta entrada he tratado-jugado con esa verdad-mentira que no es lesiva, que no proviene del mal, que a veces daña, como un efecto colateral, pero no es intencionada. De las otras mentiras no me interesa tratar ni con ellas quiero jugar.

Para acabar podía hacerlo con un maestro de la prestidigitación de la realidad, de la manipulación como Maquiavelo (me encanta releer y descubrir nuevos detalles en “El Principe”) pero creo que me iré al terreno de Nietzsche:

¿Qué es entonces la verdad? Una hueste en movimiento de metáforas, metonimias, antropomorfismos, en resumidas cuentas, una suma de relaciones humanas que han sido realzadas, extrapoladas y adornadas poética y retóricamente y que después de un prolongado uso, un pueblo considera firmes, canónicas y vinculantes. Las verdades son ilusiones de las que se ha olvidado que lo son; metáforas que se han vuelto gastadas y sin fuerza sensible, monedas que han perdido su troquelado y no son ahora ya consideradas como monedas, sino como metal

Quién pudiera tocarla…..

Tengo unos dedos pequeños y juguetones, no, esto no es el inicio de un cuento erótico, es simplemente el inicio de mi excusa ante mi reconocida incapacidad de tocar cualquier instrumento musical. Los dedos que se me lían, que toman vida propia y se convierten en garras torpes delante de un teclado o encima del mástil de una guitarra. A mis muñones tengo que añadir una inconsistencia mental en todo lo referente a recuerdos ordenados. Mi dificultad para recordar es cada vez más preocupante, en el tema musical soy incapaz de recordar notas, melodías, ni siquiera las que más impacto me pueden causar en un momento dado. Tengo recuerdos de sensaciones, de cómo determinadas músicas han impresionado mi cerebro, pero no se quedan, al menos yo no consigo encontrarlas cuando las busco. Sólo queda el recuerdo de lo que significaron, si me gustaron, si me disgustaron, si me fueron indiferentes, pero nunca las podré tararear, silbar, explicar, cuanto menos interpretar. La unión de mis dedos rebeldes con la incapacidad de recordar armonías, composiciones, unido a mi falta de atención generalizada y mi impaciencia por hacer las cosas me limita totalmente en una disciplina que adoro y que me gustaría dominar o, al menos, me gustaría practicar.
Creo que a pesar de mi incapacidad sé reconocer la buena música, al menos tengo bastante bien definido cuales son mis gustos musicales. No voy a exponer aquí una lista de compositores o temas de mi interés, pero sí me apetece poner un video que he visto hace poco de uno de mis músicos predilectos. La envidia me corroe cuando lo veo, pero al final acaba ganando el placer de escucharlo y disfrutarlo.
“Divenire” interpretado por Ludovico Einaudi, creo que un placer para los sentidos.

No pude evitarlo….

.

…me hizo sonreir…

 

 

Él, barriga cervecera, barba de varios días, derrumbado en un sofá con la cerveza y el cigarro, viendo el fútbol.

Ella, que lo mira desde el quicio de la puerta pensando que todo se acaba..

 

Al fin habla:

 

“Te veo y pienso ¿será posible que un día vuelva a amarte?”.

 

Él, sin mover la vista de la tele,

 

“¿cuándo cojones has estado tú en Marte?”.

 

 

 

DEFINITIVAMENTE … NO PUDE EVITARLO….