Archivo del sitio

Para los que están contra la huelga

Mucho se debate si las huelgas y los piquetes son buenos o malos para los trabajadores y trabajadoras. Muchos son los que se agarran a la famosa frase de que tienen derecho al trabajo tanto como otros derecho a la huelga, un derecho constitucional que piensan les ampara en el esquirolaje. Sobre este último tema ya escribí mi opinión hace tiempo en la entrada DERECHO A LA HUELGA. Esta vez voy a poner simplemente un documento que espero firmen esos que andan diciendo que las huelgas no valen para nada, que los que hacen huelga o son unos mantenidos interesados o unos vagos.  Aquellos españoles de pro que piensan que las huelgas son interesadas, sin fundamento y que sólo pretenden hacer daño  político que firmen y asuman las consecuencias.

Anuncios

14N HUELGA GENERAL

Desde  este sitio me sumo al seguimiento de la HUELGA GENERAL convocada para el 14 de Noviembre

Porque sobran los motivos, porque no es una crisis, es una estafa y

  • pagamos los que menos tenemos
  • cercenan nuestros derechos laborales, sanitarios y educativos
  • sus acciones sólo generan pobreza, 6.000.000 de parados y sus familias lo sufren diariamente
  • pretenden hacernos sentir culpables por vivir por encima de nuestras posibilidades
  • gestionan sus recursos para que interioricemos que no hay otra salida
  • los poderosos y sus aláteres mantiene sus privilegios
  • los que más tienen se benefician de las políticas fiscales y económicas

Por todo ello participa activamente en la HUELGA GENERAL DEL 14N.

Si lees esto me gustaría  pedirte que la secundaras y si crees que es absolutamente imposible para ti participar de la HUELGA pero crees que hay motivos, ese día al menos:

  • no consumas, no compres no utilices el transporte público
  • minimiza el consumo de agua, electricidad y gas
  • no realices transacciones financieras, no saques dinero del banco
  • respeta a los que están realizando la huelga, no son unos vagos, están defendiendo también tus derechos.

Y NO TE OLVIDES DE PARTICIPAR EN LAS MANIFESTACIONES QUE SE ESTÁN ORGANIZANDO, PARA ESO NO TIENES NINGUNA EXCUSA. SI CREES QUE TE ESTÁN ESTAFANDO, QUE TE ESTÁN RECORTANDO TIENES MOTIVOS PARA PROTESTAR….. HAZLO EN LA CALLE

MANIFIESTATE

Manifestación 27 de Julio…quizá no todos rememos en la misma dirección

En estos tiempos de crisis, de recortes injustos y antisociales la población española parece que empieza a reaccionar, a moverse, a manifestar su disonformidad y expresar su descontento, su indignación. El camino que sigue el gobierno, ahogando sin piedad a los más desfavorecidos, incidiendo en penalizar más a los que menos tienen y, en cambio, respetando y favoreciendo a los que más podían aportar, a los que han originado la situación en la que hoy nos encontramos está por fin encontrando respuestas incluso de aquellos que hace no tanto tiempo se sentían protegidos y aletargados pensando que con ellos no iba esta historia. Es alentador ver a la gente protestar en la calle, luchar en contra de este sistema injusto gobernado por unos pocos, por los llamados mercados o por los intereses económicos que manejan el sistema, que no son los elegidos por el pueblo, ya vemos que estos últimos son sólo su brazo ejecutor. En todo ese maremagnum de protestas y manifestaciones hay de todo como en botica, en general todas me merecen el mayor de los respetos, algunas incluso las considero referentes como la de los profesores en contra de os recortes en la enseñanza pública o la más reciente, que ya he mencionado en alguna entrada anterior, de los mineros. Pero alguna tiene cierto tufillo, tengo la impresión que aprovechando la coyuntura algunos grupusculos intentan desestabilizar el sistema, no en el camino de mejora que a mi me gustaría si no por el contrario incidiendo en teorías más conservadoras disfrazándolas de progresistas.
En concreto quiero hablar de la convocatoria del próximo día 27 de Julio. Se está convocando por Internet, ya sea por mensajes y/o redes sociales , una manifestación en contra de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos, reducción de los cargos públicos, disolución del senado…. Aparentemente suena bien, todos estamos cansados de aquellos representantes públicos que se aprovechan de sus cargos y se suben salarios, que reciben subvenciones, de determinadas duplicidades, algunos de los puntos que se encuentran en la misiva son muy razonables.
Pero el fondo del asunto es ciertamente sospechoso. Extrañamente el discurso coincide con el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, se corresponde con algunas de las mejoras que el Tea Party español hace suya. Parece que le interesa volver a un centralismo rancio, quizá en un poder más concentrado, menos partidos minoritarios, más poder para el gobernante único, beneficiar aún más, si cabe, el bipartidismo y el gobierno claro de centro-derecha muy contrario al estado del bienestar que desearíamos gozar y por el que han peleado partidos de izquierdas (ahora minoritarios) y sindicatos. En época de Franco todo el poder recaía en una persona, quizá están pensando en algo parecido.
La realidad desmonta algunas de sus premisas, de todos los cargos electos de nuestro país sólo un porcentaje tiene salario no simbólico. Otra cosa son temas de corrupción y mal uso de ese estatus. Evidentemente algunos de los puntos como he dicho son razonables, otros son directamente falacias.
Es altamente curioso que en el paquete de privilegiados a los que hay que recortar no aparezcan ni la iglesia, ni la casa real, ni el ejército, ni se hable de las grandes fortunas, ni de corrupción. Por supuesto no habla nada del origen de la crisis, de ese sistema capitalista del que muchos se están aprovechando, de la insultante avaricia y codicia de los bancos, de esas grandes fortunas que los maneja.
Da la impresión de que esa convocatoria puede tener al menos un par de orígenes:
-De algunos que se quedan en lo anecdótico, que sólo ven la punta del iceberg y que emplean consignas manidas y tendenciosas para recabar seguidores poco informados o simplemente desesperados.
-De neofascistas, Tea Party español o similares que se aprovechan de la coyuntura para sacar aún más partido de la crisis, desviando la atención de los objetivos a combatir y de paso incidir en minar aquellos elementos del sistema que no les agrada como puede ser partidos de izquierda o sindicatos ya que van contra sus intereses.
En cualquiera de los casos, si bien son distintos por su transfondo siendo uno de ellos generado por una falta de rigor y el otro por un interés peligroso, seguro que hay muchísima gente que con buena fe seguirá esas directrices y convocatorias. yo creo que hay que saber distinguir qué se pide, cuál es el objetivo de nuestras reivindicaciones, cuál es el camino de la lucha, nuestros enemigos. Ser beligerantes pero con conocimiento y no seguir cualquier bandera. A veces el sistema es tan inteligente que puede sacar frutos de los movimientos que aparentemente van en su contra, dirigiéndolos y manipulándolos. Me sigo asombrando de lo actual que es y será Maquiavelo.

Que no nos engañen…siguiendo a Lucia Etxeberría

Hace unos días leí que en un municipio de Cáceres se realizó un referendum para decidir si se dedicaba cierta cantidad de dinero, en torno a 15.000 euros, a festejos taurinos en las fiestas patronales o a políticas de empleo. La consulta, que no era vinculante, dió como resultado que la mayoría de los que participaron preferían que el consistorio emplease esa partida del presupuesto municipal en los toros antes que en empleo.

A pesar de esa noticia, que me gustaría considerar como una anecdota de la españa de pandereta, creo que en general hay una mayoría de la población que está indignada sobre como se están haciendo los recortes y a qué partidas están eliminando y  a que otras partidas están manteniendo las aportaciones. Más bien deberíamos hablar de qué derechos están quitando o qué parte del estado del medioestar están desmantelando.

Hoy voy traer al blog un artículo que escribió Lucía Etxebarría el pasado 10 de Mayo en la Vanguardia. Para mi no tiene desperdicio y aunque haya millones de voces que clamen en el mismo sentido, aunque exprese el sentimiento de muchos, siguen sin hacernos caso. A pesar de eso,  aunque nos ignoren y ninguneen no podemos ni debemos dejar de decirlo allá done podamos. Sabemos que nos están estafando, sabemos que nos están engañando, que nos manipulan y que el camino que están transitando es el equivocado.

Lucia Etxebarria.
Magazine de La vanguardia.

Sábado por la noche. Me pillé la mano con la puerta de la cocina (soy muy propensa a los accidentes domésticos: 

no tengo “conciencia de pericuerpo”). Me presenté sola en el hospital de Sant Pau porque mi compañero se quedaba a cuidar de mi hija. 

 
Me pasaron a la sala de espera. Allí había una niña, venga a llorar.

Le pregunté su edad. Tenía 18 años, estudiaba en Barcelona, tenía una otitis. Llevaba dos horas allí. Su familia estaba en Girona. 
Yo sé que las otitis duelen muchísimo, he pasado alguna. Pero creo que también lloraba porque estaba asustada y sola. 
 
Me presenté ante la enfermera. Le dije que por favor le dieran un calmante a esa chica. 
Me dijo que como enfermera ella no podía administrar nada sin autorización del médico. “¿Y dónde está el médico?”. 
“Ocupado, y aún puede tardar horas”.
Y luego me miró: “Tú eres escritora, ¿no? Escríbelo. Cuenta cómo está la situación”. Y eso he decidido hacer.
Vamos a aclarar las cosas. No están haciendo recortes en sanidad porque la cosa esté así de mal, sino porque la sanidad es un gran negocio y, si se privatiza, al estilo de Estados Unidos, muchos se van a hacer multimillonarios.
Se podría recortar de muchas otras partidas.
Los toros se subvencionan: las fiestas taurinas nos cuestan 564 millones al año en subvenciones.
Los clubes de futbol también, de forma indirecta. Deben 750 millones a Hacienda y 11 millones ala Seguridad Social. De hecho, la UE ya ha propuesto investigar al fútbol español por presuntas ayudas del Estado.
Se podría eliminar los sueldos y pensiones vitalicias y prohibir por ley que los expresidentes cobren de la empresa privada a la vez que disfrutan de su pensión vitalicia: González y Aznar siguen sin renunciar al sueldo de 80.000 € mientras reciben altas retribuciones de Gas Natural y Endesa, por ejemplo.
Se podría prohibir que un político cobre del Estado y de la empresa privada: Acebes cobra del Congreso y de Iberdrola, por ejemplo.
Se podría recortar sueldos de cargos políticos. Si un ciudadano tiene que cotizar 35 años para percibir una jubilación, no veo por qué los diputados lo hacen a los siete, ni por qué no tributan un tercio de su sueldo del IRPF, como hacemos los demás.
Se podría endurecer las penas contra el fraude fiscal. El 72% de este fraude proviene de las grandes empresas que facturan más de 150 millones de euros al año,y dela banca. Ahorraríamos90.000 millones de euros.
 
Se podría eliminar el concordato con el Vaticano. El ahorro final estaría entre los 6.000 y los 10.000 millones de euros. Jesús predicaba la pobreza, y la Iglesia se debe mantener mediante las aportaciones de los fieles, como ya dijo el propio san Pablo.
Esa niña que lloraba en urgencias podría ser su hija. Peor aún, usted podría padecer leucemia. Y si la padeciera, un seguro privado no le ayudaría, porque los mejores especialistas están en la Seguridad Social. Lo sé porque se trata de una enfermedad que he vivido de cerca.
Usted que me lee: tome conciencia, por favor.
El fútbol es un negocio. Los toros, una tortura. 
Los gastos del Congreso, un lujo innecesario. 
Las pensiones vitalicias, una enorme falta de ética.
La fe es una opción. 
Pero la salud es un derecho.
 
Lucia Etxebarria.

Después de esas verdades y para quitar hierro nos vamos de marchita, que no todo es sufrir, estar de mal humor por la situación a la que nos enfrentamos. También nos merecemos unas sonrisas, si no es imposible levantarse todos los días y continuar……

.

4 de Febrero, día contra el Cáncer

Ayer 4 de Febrero se celebró el día mundial contra el Cáncer. Es difícil para mí escribir sobre temas que tengan relación con la enfermedad, con el dolor, con el cuerpo humano, la sangre… No puedo considerarme hipocondríaco, no asumo como mía las enfermedades de los demás y mucho menos tengo tendencia a visitar a los médicos. Por suerte mi salud no es nada mala, salvo una alergia controlada no suelo padecer episodios médicos,  y en las pocas ocasiones que he padecido alguna leve enfermedad ha sido tan leve que ni siquiera he tenido que pasar por la consulta de un doctor. Pero a pesar de ello tengo algún tipo de fobia y cuando alguien habla cerca de mí de enfermedades, de intervenciones quirúrgicas o, simplemente, de una extracción sanguínea, las piernas me flojean, pierdo fuerza, mi cabeza empieza a obnubilarse y una extraña sensación de mareo y de indisposición me cautiva.  No obstante, me parece que una enfermedad que se lleva todos los años la vida de cientos de miles de personas en Europa tenía que tener una entrada en este cuaderno de bitácora. Una casi pandemia que crece a ritmos agigantados, que se hace grande a pesar de los esfuerzos de los científicos, de los médicos por conseguir, no ya eliminarla, si no simplemente controlarla. Nuestro modo de vida, nuestro mismo crecimiento como sociedad industrializada y avanzada es un abono magnífico para su desarrollo, contaminación, cambio en las costumbres alimentarias, manejo sin escrúpulos de modificaciones genéticas en alimentos, tabaquismo, destrucción sistemática de las medidas protectoras naturales como la capa de ozono o las zonas boscosas, las selvas. Al menos una mínima parte del dinero obtenido de la explotación de los recursos naturales que son directamente responsables del incremento de algunos tipos de Cánceres revierte en la investigación para su erradicación.

Mi experiencia personal en este asunto es relativamente reciente, como mucha gente he sufrido el fallecimiento de conocidos por esta enfermedad, la lucha que han mantenido por ganar a la muerte días no la he vivido en primera persona hasta hace ahora dos años. Sabía que algún conocido sufría la enfermedad, que luchaba contra ella pero la impotencia de no saber como actuar, que decir, como comportarme siempre me ha hecho mantenerme al margen. Enfrentarme a lo desconocido siempre ha sido un problema para mi, si no puedo controlar la situación me siento indefenso, desvalido, necesito saber cual es la solución del problema antes de enfrentarme a él y normalmente tengo recursos para solventar esas situaciones, pero cuando hay algo que no tengo capacidad para controlar, cuando es una situación externa a mi y no tengo posibilidad de que mis acciones o conocimientos modifique algo me cuesta reaccionar.

Hace dos años la situación cambió, ya no era un conocido quien se enfrentaba-luchaba contra esa maldita enfermedad, era mi propia madre quien se enfrentaba cara a cara contra el abismo de lo desconocido, contra una enfermedad que sólo el nombre causa pavor. Desde su diagnóstico, cuyo precedente y errores médicos no vienen al caso tratar aquí, hasta ahora han pasado dos años. Operación, quimioterapia y sobre todo la sensación que se tiene de que es una lucha contra lo desconocido, con la incertidumbre de saber si se está ganando o perdiendo hace que aunque los médicos digan que todo va bien nunca se acabe de creer del todo. El Cáncer es una lucha contra una enfermedad, que a veces se gana, en cuanto que se limpia el cuerpo de ella, pero la victoria no es total ya que normalmente la mente queda muy dañada, los miedos se instalan en ella y la sensación de incertidumbre, de temporalidad, de interinidad se agudiza. Se empieza a vivir pensando en la siguiente prueba, en el siguiente control, con la angustia de que el invisible enemigo esté en continuo acecho esperando un desfallecimiento, un desliz, un relajamiento o una falta de atención para atacar con más saña.

Por todo ello estos días relevantes que intentan primero concienciar del problema a la sociedad son imprescindibles, que intentan hacer ver los malos hábitos, los riesgos a los que estamos expuestos para erradicarlos y por fin para concienciarnos de que la lucha es necesaria, de que hay que potenciar la investigación, que hay que dotar de medios a los investigadores, a los científicos con el fin de encontrar soluciones, con el fin de mejorar en los tratamientos, en las ayudas. Ahora en la situación mundial de crisis económica en la que nos encontramos, en la que los recortes están al orden del día hay que hacer notar a los gobernantes que no puede haber recortes para determinadas cosas, que no puede haber recortes para la sanidad, para la investigación, que parte de nuestro futuro se asienta en ese estado del bienestar que tanto ha costado, que lo que cuesta un carro de combate, un congreso de un partido político o cosas similares pueden suponer la diferencia entre la vida o muerte de miles de personas, o pueden cambiar la calidad de vida de esas personas. Si tienen que recortar que lo hagan a los beneficios de la banca, de las empresas, que recorten en gastos militares, que recorten en lo superfluo, en eventos mastodónticos, pero que no lo hagan en lo que hace que seamos una sociedad evolucionada, que no lo hagan en lo que puede mejorar o salvar la vidas de sus conciudadanos.

Ayer fue 4 de Febrero, día de la lucha contra el Cáncer, hoy 5 de Febrero debe ser el primer día de lucha contra los recortes que impidan que esa enfermedad siga creciendo, hoy más que nunca debemos potenciar la investigación, debemos hacer ver y exigir a nuestros líderes políticos que queremos seguir viviendo en un estado en que lo principal sean sus habitantes, no en un estado que es sólo un instrumento de los mercados y del capital.

Como homenaje a los voluntarios que ayudan en esta dura enfermedad y aunque la letra vaya en otra dirección quiero insertar este video con música de Macaco e interpretado por voluntarios de Aragón.

Plan de choque anticrisis del gobierno de España

El presidente del gobierno compareció ayer en el Congreso de los Diputados para anunciar un plan de austeridad y de recortes del gasto público cuyas medidas más relevantes son la reducción en un 5% del sueldo de media para los empleados públicos en 2010, su congelación en 2011, la eliminación del cheque-bebé a partir del 1 de enero del año que viene, la no revalorización de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas y evitar la jubilación parcial a los menores de 61 años eliminando la disposición transitoria que aún permitía en determinados casos que los menores de 61 y mayores de 60 pudieran acceder a la jubilación parcial. Así mismo, hay planteados recortes en inversiones y ajustes en ministerios, mejoras en gasto farmacéutico, suprimir la retroactividad en la moribunda ley de dependencia….

Todo con el objetivo de recortar el gasto en 5.000 millones este año y en 10.000 millones el año que viene y reducir el déficit público un 1,5% y un 2% en 2010 y 2011, respectivamente.

El Gobierno ha anunciado este Plan de Ajuste siguiendo las indicaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), los dictados de la UE y por supuesto las indicaciones de Obama, Merkel y compañía,  al igual que hizo el gobierno de Grecia hace unas semanas.

Estas nuevas medidas reducen sustancialmente el gasto social, inciden en reducir dicho gasto en vez de intentar aumentar los ingresos, cargan sobre la espalda de los trabajadores y pensionistas el enorme peso económico de la crisis que han provocado los grandes banqueros y empresarios, quienes no han sufrido ningún recorte económico ni en derechos desde que comenzó la crisis. Sobre esos temas ya escribí en las entradas “El 12 del 12 a las 12”, o “Reforma de la Seguridad Social”

Yo no dudo que ante una crisis de la importancia y de la incidencia sin precedentes de ésta haya que tomar medidas, sobre eso también escribí en páginas anteriores. Pero lo que es realmente demencial es que siempre paguemos las crisis los mismos, los de siempre, los de abajo, es decir los pensionistas, los parados, los trabajadores y trabajadoras en general, los trabajadores públicos, precisamente todos aquellos que no han generado esta crisis. Tengo claro que estas medidas son malas para los que tienen las rentas más bajas, son impopulares, pero también sé que si la derecha gobernase, (bueno eso es un eufemismo, la derecha siempre gobierna), si un partido de más a la derecha, de corte económico liberal, gobernase las medidas serían mucho más duras para los más débiles.

No entiendo varias cosas, por qué recortamos gasto en vez de incrementar la presión fiscal sobre las rentas más altas con el fin de seguir protegiendo a los más débiles y de crear empleo público. Menos inversión es menos empleo y menos sueldo  significa menos consumo. No entiendo por qué no se toman medidas recaudatorias para los colectivos que pueden hacerlas y si eso no es suficiente nos abrochamos el cinturón el resto.

Antes de las medidas planteadas creo que deberían haber tomado otras menos populares para los que ostentan el poder pero más solidarias para el resto de la población, a saber:

  • Gravar impositivamente las rentas en función de la riqueza, es decir quién más tiene más pague de forma exponencial. Sobretodo a las grandes fortunas. Volver del 43% máximo actual al 56% de hace años.
  • Gravar con un impuesto más alto el beneficio que obtienen los grandes patrimonios a través de las SICAV, instrumentos de inversión que sólo tributan con un 1%.
  • Gravar las transacciones empresariales y financieras,  nacionales e internacionales, crear una especie de tasa Tobin. Elevar la fiscalidad a las empresas con más beneficios.
  • Hacer un fondo con el exceso de beneficio de las entidades bancarias y/o financieras para que sea utilizado como ayuda en caso de crisis de alguna entidad, evitando emplear fondos públicos.
  • Reordenación, regulación y mayor control de las entidades financieras, sometiéndolas a mayores controles por parte del estado.
  • Volver a activar el impuesto de patrimonio, o llamarlo impuesto sobre la riqueza, para las rentas más altas.
  • Mayor persecución de la economía sumergida y del fraude fiscal.
  • Retirar el incremento de IVA propuesto y aumentarlo sólo en los artículos de lujo una cantidad mayor.

Una vez tomadas ese tipo de medidas, ya podíamos plantearnos otras del calado de las que ha propuesto el gobierno.

Por otro lado el verdadero problema son esos 4 millones de parados, crear empleo para reducir de manera drástica esa cifra es hoy en día casi una utopía. No hay tejido productivo, no podemos volver otra vez a la especulación y el ladrillo. Sin trabajo no hay consumo, en las arcas del estado no entran los suficientes ingresos y eso ocasiona un déficit mayor. Buscar soluciones en temas de políticas industriales, acuerdos con las grandes multinacionales o fomentar el desarrollo de I+D+d son fundamentales para reducir las cifras de parados. En ese sentido esperemos que no se les ocurra meter mano en los derechos de los trabajadores y trabajadoras, que sólo originarían más precariedad, desconfianza y menos consumo,  pero no crearían más riqueza.

Evidentemente no hay que ser un premio Nóbel para saber que la salida de la crisis es complicada, muy complicada, que en cierto punto pasa por dar una imagen de país moderno y que sabe atajar los problemas, crear confianza en los mercados y que atraiga inversiones. Pero la margen de lo que les gustaría a los empresarios y grandes fortunas, no pasa por recortes en gastos sociales, si no más bien por mantener las protecciones a los más desfavorecido y controlar el déficit aumentando los ingresos gravando a quienes pueden afrontarlos. El estado se ha endeudado entre otras cosas por hipotecar sus arcas con ayudas a los que originaron la crisis. Ahora no nos acordamos de quienes fueron los causantes y ellos mismos exigen medidas que serán soportadas por los que se han visto envueltos en el problema, por los que han perdido su puesto de trabajo o por los que ven como su mundo, su sistema de protección social, se ve amenazado.