Archivo del sitio

Kakuma Rocks

Kakuma Rocks es un vídeo rodado en el campo de refugiados de Kakuma en Kenia. El video, mediante ritmos africanos y hip hop interpretados por artistas locales, es un canto a la paz. Fue grabado por la organización FilmAid en colaboración con un testigo excepcional de la situación de los niños en esa zona de conflicto, el exniño soldado y hoy músico y activista Emmanuel Jal. Más de 20 años después de escapar del Ejército de Liberación Popular de Sudán a los 12 sigue luchando desde el otro lado esta vez contra la pobreza y desigualdad.

Como información es interesante conocer dónde se ha rodado el videoclip. El campamento de Kakuma se creo en 1992 con refugiados de la guerra civil de Sudán de 1983. Tras escapar de la guerra a Etiopía y después de unos años en campos de refugiados en dicho país tuvieron que trasladarse de nuevo a través de Sudán. El nuevo destino fue el norte de Kenia al lado del lago Turkana en un lugar árido y desértico. Se asentaron en un lugar llamado Kakuma, que en swahili significa “ninguna parte”. El campamento de Kakuma, tras los conflictos posteriores en  esa zona, muchos de ellos debidos a la herencia recibida tras la 2ª Guerra Mundial y las artificiales fronteras creadas por los países ganadores y, quizá la razón más importante, los intereses económicos que las grandes compañías internacionales tenían en la zona (recursos naturales);  se ha convertido en un hogar multinacional para refugiados de Sudán, Eritrea, la República Democrática del Congo, Etiopía, Burundi, Uganda y Rwanda.

Kakuma es el segundo campo de refugiados más grande de Kenia con una población estimada en más de 160.000 personas. La vida en el campamento depende de las ayudas humanitarias de la comuidad internacional. Entre las organizaciones internacionales que trabajan en la zona se encuentra ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados). Desde esa organización me ha llegado noticia del vídeo que titula la entrada. Aprovechando dicha circunstancia y además que hoy, 10 de Diciembre, se celebra “El Día de los Derechos Humanos“, me gustaría publicitar la organización y la posibilidad de colaborar económicamente con ella. Para hacerse socio de ACNUR se puede realizar mediante el siguiente formulario seguro.

A continuación podéis ver el vídeo y el “cómo se hizo”.

 

Anuncios

Propósitos para el 2015

Estamos en 2015, a día 2 de Enero concretamente. Como la mayoría de los mortales con tiempo, ganas y sin necesidades imperiosas de dedicar su mente a temas menos banales como conseguir sobrevivir, en el cambio de año he decidido hacer acto de contrición, analizar el año pasado y proponerme retos para  el que se inicia.

Evidentemente no voy a cambiar mis hábitos y costumbres de un día para otro, sé que necesitaré tiempo para acostumbrarme a las nuevas directivas.  Pero creo que analizar lo que se ha hecho mal o no demasiado bien y querer cambiarlo es positivo aunque se necesite esfuerzo y constancia.

El objetivo de cambio no va a ser a corto plazo, debe convertirse en un nuevo patrón de funcionamiento, debe ser asimilado por la mente que debe hacerlo suyo. De nada sirve proponerse un cambio radical llevado al límite y estrictamente desde el minuto uno. Las modificaciones de conducta deben hacerse de manera paulatina, asimilarlas, que penetren en el interior de cada uno, que sean parte de nuestro día a día, de nuestro instante vital. De la misma forma que no tenemos que pensar en respirar, que es un acto reflejo y no necesita una determinación consciente los nuevos hábitos deben penetrar en nuestra psique, dejar que esa masa porosa a veces empape de la nueva realidad.

Los cambios no creo deban ser espectaculares, no voy a ponerme como objetivo subir el Éverest o hacerme multimillonario con mi trabajo,  por ejemplo. Retos realizados con la mente fría y los pies en la tierra son más probables de realizar que utopías ilusorias. Ser modesto y cauto en el fin es la única manera de poder alcanzar la meta.

En los objetivos hay que plantearse fechas de realización, no creo que valga en general  poner el año completo para llegar a la meta. Todo dependerá si el periodo de actuación es anual, mensual o diario. Es decir no es lo mismo pensar en acabar una maratón que puedes ponerte como fin uno al año que correr un número de km semanales.

Sin más dilación pondré una lista de las cosas que quiero cambiar y/o realizar en este 2015, quiero tenerlas por escrito, negro sobre blanco para poder revisarlas de vez en cuando y comprobar si estoy siguiendo el propósito de cambio de manera adecuada. Al final de año podré hacer balance de lo que he cumplido y de lo que no.

Pensaba hacer una lista en función de la categoría en la que pudiese encajar cada pieza u objetivo pero creo que las listaré sin orden ni concierto, para que no parezca que unas son más importantes que otras y por ese motivo me centre en algunas y deje de lado otras. Por eso mismo irán sin numerar y mezcladas.

Dejar de fumar ( previsto 31-01-2015)

Beber menos de 5 litros de cerveza a la semana (Previsto 15-03-205)

Correr más de 3 km a la semana o hacer más de 15 minutos de ejercicio semanalmente. (Previsto 12-05-2015)

Aprender a usar algunos aparatos electrónicos modernos como el móvil o la Tablet. Incluso manejar programas de ordenador como son los de escribir y de cálculo. (Previsto fin de año por su complejidad)

Bajar de los 80 Kg realizando dieta, ejercicio o cualquier sacrificio que me permita llegar al objetivo. (Previsto fin de año, 75 kg en Julio)

Ver menos de 2 horas de televisión diaria de promedio.(Previsto 31-01-2015)

Aprender a poner la lavadora y a planchar. (No parece imposible, Enero 2015)

En el trabajo buscar nuevos retos y no quedarme todo el día viendo cosas en Internet.  (Antes de vacaciones de verano)

Hablar o saludar  a diario al menos un compañero/a en el trabajo, incluso intentar acordarme de su nombre y llamarle por él y no usar el Ud. todo el rato. (Intentarlo desde primer día de trabajo aunque será difícil acordarse todos los días, estabilizado en Abril 2015)

Dejar de intentar aprender otro idioma (Aunque haya tentaciones de volver a intentar aprender otro idioma distinto del español no sucumbir a los cantos de sirena, objetivo desde el primer día del año)

Ver al menos una película o una obra de teatro al año (No cuentan las de televisión)

Leer como mínimo un libro al año. (En este espacio, por si sirve de ayuda, lo uno a lo de los aparatos electrónicos y buscaré un ebook)

Creo que con esos propósitos son suficientes para este año, si consiguiese cumplir la mayoría el año próximo buscaré nuevos y más complicados para seguir mejorando mi existencia. Son ambiciosos pero creo sinceramente que son realizables. Intentaré hacer balance al acabar el año de cómo me he portado. No son los Objetivos de Desarrollo del Milenio pero es lo que creo puedo cumplir. Si no hubiera puesto los siguientes para el 2015:

  • Erradicar la pobreza extrema y el hambre

                Aunque se da como alcanzado más de 1200 millones de personas no se han enterado.

  • Lograr la enseñanza primaria universal

Hay unos 58 millones de niños en edad escolar que no pueden asistir al colegio, aproximadamente la mitad viven en áreas afectadas por conflictos.

La tasa de abandono es superior al 25% en las regiones en desarrollo

781 millones de adultos y 126 millones de jóvenes carecen de alfabetización básica, como suele ocurrir la mujer es la más afectada.

  • Promover la igualdad entre géneros y la autonomía de la mujer.

Tanto en el acceso a la educación como al trabajo la mujer sigue estando marginada. Aun mejorando sensiblemente en los países desarrollados en el África Subsahariano, Oceanía y Asia Occidental las niñas tienen dificultades extremas en acceder a la escolarización. En el África Septentrional sólo el 20% de los trabajos no agrícolas son desempeñados por mujeres.

  • Reducir la mortalidad infantil.

Aun habiendo avances no se ha conseguido alcanzar los objetivos planteados. Desde 1990 la tasa de mortalidad infantil se ha reducido casi a la mitad. Las vacunaciones son fundamentales en ese dato. Los niños y niñas son los más damnificados en los conflictos armados.

  • Mejorar la salud materna.

La pobreza y falta de educación son factores fundamentales en la tasa de embarazo adolescente. La falta de recursos para la planificación familiar así como los prejuicios sociales y religioso son algunos de los problemas para mejorar la salud reproductiva de la mujer.

En 2013 murieron casi 300.000 mujeres por causas relacionadas con el embarazo o parto.

  • Combatrir el VHI, paludismo y otras enfermedades.

Aunque hay mejoras todavía queda mucho camino por recorrer. VIH, Malaria, paludismo y recientemente Ébola por hablar de las más conocidas se llevan la vida de decenas de miles de personas sobre todo en países en desarrollo. La prevención es fundamental, la crisis mundial también ha afectado a la dedicación de recursos en investigación por no hablar de la política de las compañías farmacéuticas basadas fundamentalmente en la especulación y beneficios económicos.

  • Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

La pérdida de hectáreas de bosques aumenta cada año, ya sea por intereses económicos o por desastres naturales. Ello supone aumento de erosión del terreno, extinción de especies, desastres naturales, pérdida de fuentes renovables de agua potable, inundaciones.

Las emisiones de dióxido de carbono continúan aumentando sin que las distintas reuniones por el clima puedan atajarlo, desde 1990 las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado casi un 50%.

El cambio climático producido por la mano del hombre ya no es cuestionado

  • Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

La conciencia de que es necesaria una asistencia oficial para el desarrollo está en sus niveles más altos. Sin embargo, hay menos ayuda para los países pobres, la crisis económica mundial ha servido como excusa y afectado considerablemente a las dotaciones.

Mejorar las condiciones de desarrollo contribuiría a mejorar las condiciones de vida de los países más pobres, haciéndoles más independientes y menos vulnerables. También es cierto que eso provocaría que a las grandes corporaciones les sería más complicado esquilmar los recursos naturales y campar a sus anchas en esos territorios.

overviewpost2015_edited

Creo que me centraré en los míos…aunque bien pensado..¿Por qué no contribuir a la mejora de los otros? Cada acción en ese camino que realicemos, aunque parezca pequeña servirá para tener un futuro algo mejor o menos malo. Parecerá una obviedad pero creo que es cierta: pequeños pasos hacen camino o un grano de arena hace desierto. Creo que mi objetivo de este año será como en los anteriores, ser grano de arena en la formación de ese desierto. Bueno, trabajaré también duramente por los que listé al principio

Esperemos que este año, aunque sea sólo por ser palíndromo, veamos cambios que mejoren la realidad de todos y cada uno de nosotros. Como siempre un deseo para empezar un nuevo periodo vital, que podría ser el mismo que para cuando empezamos un nuevo mes, una nueva semana, un nuevo día… lo importante es no parar y seguir caminando….

Objetivos de Desarrollo del Milenio

Hoy ha comenzado en Nueva York la Cumbre de revisión del progreso de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Una Cumbre que llega tras dos años de crisis mundial, en el que, cada vez más, los fondos dedicados a erradicar la pobreza, los que se debían de dedicar a fomentar las igualdades y en definitiva a subsanar o acortar las diferencias entre los pueblos del llamado primer mundo y los del tercero han ido mermando en cantidad. Por el contrario, las ayudas a entidades financieras, a lobbies, a los gestores del capital de los países más desarrollados han crecido exponencialmente con el discurso amañado y tramposo de que si ellos caían todo sería aun peor y la crisis económica sería aún más crisis social.

Es evidente que empezamos perdiendo, la mayoría de los objetivos del milenio que emanaron de la “Declaración del Milenio” firmada por casi 200 jefes de estado en Septiembre de 2000, en el que se comprometen a luchar contra la pobreza, el hambre, la enfermedad, el analfabetismo, la degradación del medio ambiente y la discriminación contra la mujer, no van a cumplirse en 2015, fecha límite para alcanzar dichos compromisos.

Los 8 Objetivos de desarrollo del Milenio de los que tanto se habla son:

  • Erradicar la pobreza extrema y el hambre
  • Lograr la enseñanza primaria universal
  • Promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer
  • Reducir la mortalidad infantil
  • Mejorar la salud materna
  • Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades
  • Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente
  • Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Una vez leída la Declaración del Milenio y contrastada con los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio, hay un claro desfase entre la ambición inicial de la Declaración del Milenio y la concreción de los ODM.. Mientras que la Declaración del Milenio reconocía que la pobreza es un fenómeno complejo, basado en la falta de poder, no sólo económico si no también social y político, los 8 ODM se han centrado en las necesidades y no en las causas, descafeinando la esencia de la Declaración que los engendró.

Para  erradicar la pobreza hacen falta cambios estructurales que no aparecen en los 8 OMD, hay que combatir las causas que la motivan, no incidir sobre sus consecuencias. No se toma en consideración las voces de los que sufren las desigualdades, no se tiene en cuenta las causas, los aspectos de sostenibilidad, ni tiene en consideración que las personas afectadas participen con voz y voto en las decisiones que les afectarán.

No todo es negativo, ni mucho menos, evidentemente iniciativas de este tipo, aunque no sean tan ambiciosas como debían, han hecho mejorar aspectos como el acceso al agua potable, la lucha contra el hambre, acceso a servicios de saneamiento, la salud maternoinfantil o mejoras en la igualdad de género. Los progresos son lentos, más aún en épocas de crisis, pero al menos algo se ha avanzado, no obstante siempre hay que ser ambicioso y exigir a los gobernantes, exigirnos a todos nosotros y nosotras que avancemos en esos objetivos, aunque parezca un contrasentido, invertir en el llamado tercer mundo, en los países con pobreza extrema asegura también el mantenimiento de los estados del bienestar de los países más desarrollados.

Nosotros como ciudadanos y ciudadanas de a pie tenemos como deber presionar a nuestros gobernantes, a nuestros representantes, para que cumplan sus compromisos, ya sé que en estos momentos de crisis, de incertidumbre en nuestra propia sociedad parece que esos problemas están muy lejanos, pero realmente están más cerca de lo que pensamos. No hay varios mundos, hay uno sólo y cada vez es más evidente que lo que ocurre en cualquier parte de él nos afecta a todos. No es una cuestión de solidaridad, que también, si no que es un tema de compromiso e incluso de autoayuda, en este mundo estamos todos más unidos de lo que creemos, está cada vez todo más interrelacionado, la pobreza de los países más necesitados es el germen que puede acabar con las sociedades más avanzadas. Si no presionamos por ellos hagámoslo por nosotros, por nuestros descendientes. Cada vez las fronteras son más débiles y aunque algunos se empecinen en fortalecerlas, en crear divisiones entre ricos y pobres, entre etnias, entre distintas culturas, al final todos somos seres humanos que compartimos un territorio prestado, un territorio que tiene limitaciones, el planeta Tierra pertenece a todos nosotros y nosotras por mucho que unos se crean con más derechos que el resto.

Al hilo de todo esto me gustaría recomendar dos libros que a mi me parecieron muy interesantes, muy ilustrativos y educativos, ambos son de Susan George,  presidenta del comité de planificación del Transnational Institute de Ámsterdam, filósofa y analista política. Entre 1999 y fines de 2006 actuó como vicepresidenta de ATTAC Francia ( Fuente Wikipedia). Los títulos de esos libros son: Informe Lugano y Otro mundo es posible si…