Archivo del sitio

9 de Junio… sigue poniendo las cosas del revés o el RESCATE

El día  8 de Junio estábamos hablando de ponernos del revés, de mostrarnos y salir a la luz manifestando que otra forma de hacer las cosas es posible, que se puede y se debe ser solidario, que es posible cambiar el mundo y el sistema. El día 9 el Gobierno de España se une a la iniciativa, han oído la voz de los ciudadanos, han sido capaces de escuchar, no van a poner del revés una prenda haciéndose notar, el Gobierno de España va más allá. A pesar de los subterfugios, de las argucias y evasivas ayer en un salto mortal con doble tirabuzón el Gobierno de España consiguió lo nunca visto, algo inusitado. Normalmente para resolver un secuestro se pide un rescate, en este caso y por dar la vuelta a la tortilla cambiaron las tornas, pidieron un RESCATE (línea de crédito blando) para que los españoles y el mismo Gobierno de España estén a partir de ahora SECUESTRADOS. Secuestrados por el FMI, por el BCE, por Bruselas, por los llamados hombres de negro. España ya es un país intervenido y en los próximos meses lo veremos con nuevos recortes en materias sociales. Tendremos nuevas subidas de impuestos, no para beneficios sociales, si no para pagar ese crédito blando que ha gestionado el Gobierno para las entidades financieras con problemas. El crédito se les dará a las entidades financieras que lo soliciten, no lo voy a discutir, pero el avalista es el Estado, si el banco que ha pedido el crédito no lo devuelve lo tendrá que devolver el Estado, mejor dicho y sin ambages, lo tendrá que devolver el ciudadano de a pie, directamente con impuestos mayores o nuevas tasas, e indirectamente con la precarización de los beneficios sociales que disfrutaba.

Seremos rehenes de ese crédito que nos venden como inocuo, Bruselas podrá desahuciarnos como hacen esos buenos bancos, a los que ahora salvamos, con las personas que no pueden pagar sus hipotecas. En este caso será más una dación en pago por parte del Estado a Bruselas que un desahucio,  tendremos que hacer todo lo que nos impongan, cumplir sus requisitos, la dación será nuestra supuesta soberanía.

No sé cómo se va a comportar la prima de riesgo mañana, no sé como irá la bolsa, lo que sí sé es que si ahora el peso de la crisis está recayendo sobre los hombros de los de abajo como siempre, dentro de unos meses muchos habrán dejado de tener incluso hombros sobre los que descargar pesos.

Menos mal que hoy empieza el Europeo de Futbol, que listo son los gobernantes, como tienen de estudiado las prioridades de sus conciudadanos y como saben manipularlas. No había mejor día para hacer lo que han hecho que ayer, esta tarde ya sólo será importante el futbol y mañana gane o pierda la selección de futbol de España será tema estrella en casi todas las conversaciones en la calle. Si Maquiavelo levantara la cabeza se sentiría muy orgulloso de sus discípulos.

Referéndum para ratificar la reforma de la Constitución

Sólo copio, no quiero calentarme más y están bastante bien explicado los motivos para pedir un referendum si quieren modificar la Constitución. De momento intentemos que nos dejen votar, depués ya daremos razones objetivas y razonadas para decir “NO”. Pincha la foto para ir al original

Una décima parte de los Diputados o de los Senadores puede solicitar un referéndum vinculante sobre el establecimiento de un límite al déficit público

Otro enlace de interes explicando lo que nos jugamos

Sobre el traslado a la Constitución Española de la “regla de estabilidad presupuestaria” impuesta desde la UE


Plan de choque anticrisis del gobierno de España

El presidente del gobierno compareció ayer en el Congreso de los Diputados para anunciar un plan de austeridad y de recortes del gasto público cuyas medidas más relevantes son la reducción en un 5% del sueldo de media para los empleados públicos en 2010, su congelación en 2011, la eliminación del cheque-bebé a partir del 1 de enero del año que viene, la no revalorización de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas y evitar la jubilación parcial a los menores de 61 años eliminando la disposición transitoria que aún permitía en determinados casos que los menores de 61 y mayores de 60 pudieran acceder a la jubilación parcial. Así mismo, hay planteados recortes en inversiones y ajustes en ministerios, mejoras en gasto farmacéutico, suprimir la retroactividad en la moribunda ley de dependencia….

Todo con el objetivo de recortar el gasto en 5.000 millones este año y en 10.000 millones el año que viene y reducir el déficit público un 1,5% y un 2% en 2010 y 2011, respectivamente.

El Gobierno ha anunciado este Plan de Ajuste siguiendo las indicaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), los dictados de la UE y por supuesto las indicaciones de Obama, Merkel y compañía,  al igual que hizo el gobierno de Grecia hace unas semanas.

Estas nuevas medidas reducen sustancialmente el gasto social, inciden en reducir dicho gasto en vez de intentar aumentar los ingresos, cargan sobre la espalda de los trabajadores y pensionistas el enorme peso económico de la crisis que han provocado los grandes banqueros y empresarios, quienes no han sufrido ningún recorte económico ni en derechos desde que comenzó la crisis. Sobre esos temas ya escribí en las entradas “El 12 del 12 a las 12”, o “Reforma de la Seguridad Social”

Yo no dudo que ante una crisis de la importancia y de la incidencia sin precedentes de ésta haya que tomar medidas, sobre eso también escribí en páginas anteriores. Pero lo que es realmente demencial es que siempre paguemos las crisis los mismos, los de siempre, los de abajo, es decir los pensionistas, los parados, los trabajadores y trabajadoras en general, los trabajadores públicos, precisamente todos aquellos que no han generado esta crisis. Tengo claro que estas medidas son malas para los que tienen las rentas más bajas, son impopulares, pero también sé que si la derecha gobernase, (bueno eso es un eufemismo, la derecha siempre gobierna), si un partido de más a la derecha, de corte económico liberal, gobernase las medidas serían mucho más duras para los más débiles.

No entiendo varias cosas, por qué recortamos gasto en vez de incrementar la presión fiscal sobre las rentas más altas con el fin de seguir protegiendo a los más débiles y de crear empleo público. Menos inversión es menos empleo y menos sueldo  significa menos consumo. No entiendo por qué no se toman medidas recaudatorias para los colectivos que pueden hacerlas y si eso no es suficiente nos abrochamos el cinturón el resto.

Antes de las medidas planteadas creo que deberían haber tomado otras menos populares para los que ostentan el poder pero más solidarias para el resto de la población, a saber:

  • Gravar impositivamente las rentas en función de la riqueza, es decir quién más tiene más pague de forma exponencial. Sobretodo a las grandes fortunas. Volver del 43% máximo actual al 56% de hace años.
  • Gravar con un impuesto más alto el beneficio que obtienen los grandes patrimonios a través de las SICAV, instrumentos de inversión que sólo tributan con un 1%.
  • Gravar las transacciones empresariales y financieras,  nacionales e internacionales, crear una especie de tasa Tobin. Elevar la fiscalidad a las empresas con más beneficios.
  • Hacer un fondo con el exceso de beneficio de las entidades bancarias y/o financieras para que sea utilizado como ayuda en caso de crisis de alguna entidad, evitando emplear fondos públicos.
  • Reordenación, regulación y mayor control de las entidades financieras, sometiéndolas a mayores controles por parte del estado.
  • Volver a activar el impuesto de patrimonio, o llamarlo impuesto sobre la riqueza, para las rentas más altas.
  • Mayor persecución de la economía sumergida y del fraude fiscal.
  • Retirar el incremento de IVA propuesto y aumentarlo sólo en los artículos de lujo una cantidad mayor.

Una vez tomadas ese tipo de medidas, ya podíamos plantearnos otras del calado de las que ha propuesto el gobierno.

Por otro lado el verdadero problema son esos 4 millones de parados, crear empleo para reducir de manera drástica esa cifra es hoy en día casi una utopía. No hay tejido productivo, no podemos volver otra vez a la especulación y el ladrillo. Sin trabajo no hay consumo, en las arcas del estado no entran los suficientes ingresos y eso ocasiona un déficit mayor. Buscar soluciones en temas de políticas industriales, acuerdos con las grandes multinacionales o fomentar el desarrollo de I+D+d son fundamentales para reducir las cifras de parados. En ese sentido esperemos que no se les ocurra meter mano en los derechos de los trabajadores y trabajadoras, que sólo originarían más precariedad, desconfianza y menos consumo,  pero no crearían más riqueza.

Evidentemente no hay que ser un premio Nóbel para saber que la salida de la crisis es complicada, muy complicada, que en cierto punto pasa por dar una imagen de país moderno y que sabe atajar los problemas, crear confianza en los mercados y que atraiga inversiones. Pero la margen de lo que les gustaría a los empresarios y grandes fortunas, no pasa por recortes en gastos sociales, si no más bien por mantener las protecciones a los más desfavorecido y controlar el déficit aumentando los ingresos gravando a quienes pueden afrontarlos. El estado se ha endeudado entre otras cosas por hipotecar sus arcas con ayudas a los que originaron la crisis. Ahora no nos acordamos de quienes fueron los causantes y ellos mismos exigen medidas que serán soportadas por los que se han visto envueltos en el problema, por los que han perdido su puesto de trabajo o por los que ven como su mundo, su sistema de protección social, se ve amenazado.