Archivo del sitio

Derecho a la Huelga

Hace unos días se ha realizado una Huelga General convocada por los dos Sindicatos mayoritarios y apoyada por distintas organizaciones políticas, vecinales, sindicales, …

En cada ocasión que los sindicatos, ya sea a nivel nacional, provincial, sectorial o incluso a nivel de empresa, convocan una huelga hay un eterno debate acerca de que prevalece, si el derecho a la huelga o el derecho al trabajo.

El debate interesado, manipulado y malintencionado abierto por los que son contrarios a las huelgas, contrarios a las actividades sindicales, promovido por los enemigos de los trabajadores y trabajadoras  y seguido partidístamente por todos aquellos que les interesa acabar con la credibilidad de los que, democráticamente, defienden los derechos y libertades de los trabajadoras y trabajadoras no tiene sentido, según mi opinión.

Para empezar quiero enunciar literalmente los dos artículos que se suponen enfrentados acerca del derecho a la huelga y el derecho al trabajo. Ambos se encuentran encuadrados en el TÍTULO I.DE LOS DERECHOS Y DEBERES FUNDAMENTALES. – CAPÍTULO II.DERECHOS Y LIBERTADES. Si bien uno (el de derecho a la huelga Art. 28) está situado bajo el epígrafe SECCIÓN I. DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Y DE LAS LIBERTADES PÚBLICAS. Y el otro (el de derecho al trabajo Art. 35) bajo el de SECCIÓN II. DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS CIUDADANOS.

Artículo 28.

1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La Ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.

2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La Ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

Artículo 35.

1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

De momento, si hubiese alguna discusión sobre qué prevalece vemos que el de huelga es un derecho Fundamental y que jerárquicamente está por encima del de trabajo. Pero como se puede leer en su literalidad no son contrapuestos, cada uno habla de un tema distinto, sin relación directa, aunque los relacionaré en algunos casos de manera indirecta.

En artículo 35 se habla de “deber de trabajar y el derecho al trabajo”, entendiendo como tal el derecho a tener un trabajo, no a trabajar en un día de huelga. Es más, en la Huelga General del 29-S se protestaba, entre otras cosas, porque casi 5 millones de trabajadores y trabajadoras en España no tenían trabajo, y con la nueva ley se facilitaba a los empresarios a cercenar dicho derecho, facilitando el despido, ya que será más barato y rápido. Es decir la Huelga defendía el derecho al trabajo del que habla el Art. 35.

Los que no secundaron el paro y decidieron trabajar ese día atendiendo a su derecho estaban errados, ellos hipotéticamente podrían ejercer su derecho a huelga, es decir hacer o no hacer huelga, sobre este punto trataré más adelante; pero no pueden apoyarse en el Art. 35 alegando que la Constitución en ese punto les reconoce el derecho a trabajar ese día. El castellano es un leguaje muy rico, pero sacar palabras o extractos de frases de su contexto puede dar lugar a falsas interpretaciones, sobretodo si son interesadas. El artículo sólo tiene una interpretación, habla del derecho a tener un trabajo, derecho que deberíamos defender los 365 días al año, para los que lo tenemos y para los que aún no lo tienen o se lo han quitado.

Al hilo de que algunos pudieran argumentar que ellos no quisieron ejercer ese día su derecho a huelga y por eso trabajaron, o quisieron trabajar, me gustaría puntualizar lo siguiente:

  • Los derechos fundamentales son ante todo colectivos, el derecho a la huelga es un derecho del colectivo. Desarrollado evidentemente por las personas individualmente.
  • No tiene mucho sentido hacer una huelga de forma individual, la huelga es un derecho y una herramienta de presión del colectivo.
  • Decir que uno no ejerce su derecho individual de ir a la huelga y quiere trabajar significa que está en contra del derecho colectivo con lo cual vulnera el derecho fundamental.
  • La huelga no fue convocada por dos desarrapados, la convocó los dos sindicatos que ostentan la mayoría de afiliados de trabajadores y trabajadoras en España (más afiliados que cualquier partido político), que son interlocutores válidos para la Administración y Patronal para negociar los asuntos referentes a cuestiones laborales y sociales. Si son representativos para negociar cuando les conviene a los poderes económicos y políticos de este país también los son para convocar una huelga.

Así pues, el eterno debate acerca de si en una Huelga General está por encima el derecho al trabajo o el del derecho a la huelga es una sinrazón. Son derechos que no son incompatibles, de hecho, en esta última como en otras, la huelga defendía precisamente el derecho al trabajo.

29-S