Archivo de la categoría: Tonterías

Aquí entrarán las cosas que no desee clasificar ni como generales

….últimos fríos antes de primavera..

Aunque sea sólo para mantener en marcha el blog… que frío hace por el norte en invierno..

IMG_0975 IMG_0991

…Pero siempre se puede encontrar un lugar acogedor….

IMG_0982

Júpiter y Venus alineados

Hoy nos preparamos para mirar de nuevo al cielo y si nos gusta lo que vemos podremos seguir haciéndolo  a lo largo de los próximos días. En las noches próximas, a partir del día 7 podremos ver en el amanecer a los dos planetas más brillantes de nuestro sistema, Júpiter y Venus, alineados en una vertical casi perfecta. La distancia visual será muy reducida, casi será posible abarcar ambos con una mano.

A ese encuentro se unirá primero la brillante estrella Aldebarán, también conocida como el ojo rojo de Tauro por su característico color, y posteriormente, en torno al día 15, la Luna en su fase creciente que formará un triángulo con los dos planetas. Todos en un espacio tan reducido que formará un espectáculo de luz sobresaliente.

Mientras tanto el Gobierno de España ya nos habrá obsequiado con algunos recortes más, habrá sacrificado alguna vestal, encarnada en derechos, que perecerá casi sin agonía ni protesta ante la mirada resignada de los que acabarán sufriendo su pérdida. Menos mal que podemos cantar eso de “soy español, soy español, soy español”, saliendo de la garganta de cientos de miles, de millones de conciudadanos. Lástima no haber aprendido otras frases del estilo de “no nos representan”, “rescatad a las personas y no a la banca”, etc, etc…y haber salido en la misma cuantía que salieron el otro día para celebrar que “somos” campeones de Europa de futbol a reivindicar que otra forma de entender la economía y la vida es posible.

Bueno, hoy toca respirar profundo, levantarse temprano, buscar un sitio silencioso, abrir los ojos y admirar lo que aún no nos han podido quitar, lo que aún es de todos, la naturaleza, el universo, nuestro destino y nuestro inicio y nuestro final…Inserto un video de la NASA en la que cuenta lo que veremos en los próximos días.

No se me acabó la tinta.

Casi un mes sin acercarme a mi rincón, no será porque no han ocurrido cosas sobre las que me hubiera gustado escribir. La verdad es que si fuera por eso todos los días publicaría una entrada en el blog pero este inicio de año está siendo algo complicado y no tengo o tiempo o ganas para ponerme delante del teclado. No siempre no tener ganas o tiempo significa que algo vaya mal, simplemente que otros menesteres acaparan mi atención. No obstante he decidido que de hoy no pasaba, aunque sea somero resumen de lo que ha ocurrido, de lo que ocurre y de lo que posiblemente vaya a ocurrir voy a esbozar en qué se ha interesado mi cabeza en estos últimos días.

El fantasma de lo pasado me trae recuerdos de las manifestaciones multitudinarias, pese a quien le pese, contra la nueva reforma laboral. Para los que hace unos meses había motivo ahora son los ejecutores y para los que en ese momento decían que no había razones, por poco más, se ponen delante de las pancartas a figurar. Al margen de esa triste dualidad que más de un psicólogo vería como síntomas de cierta esquizofrenia, quizá es mejor tomarlo como simple anécdota porque si no sería echar más leña al fuego,  lo importante es que la gente parece que empieza a reaccionar, a plantearse la injusticia de las medidas, a protestar por los atropellos. Lo malo es que aún muchos se creen las patrañas del gobierno, parece que en el bipartidismo que damos como bueno hay poca diferencia aunque algo haya. Los mercados, o mejor dicho el sistema, marca el camino, bueno de eso ya he escrito en entradas anteriores y hoy no voy a ahondar en los temas. El caso es que ha habido varias manifestaciones a las que he acudido y espero que siga habiéndolas mientras que sigan agrediéndonos y seamos los pagadores de sus desmanes.

También ya de un pasado reciente nos llegan noticias de que el Bosón de Higgs está cada día más acorralado. En Fermilab (Tevatron), Illinois también andan cercando a la misteriosa partícula, sus últimos experimentos parecen cercarla entre 115 GeV y 135 GeV, números parecidos a los del LHC en los experimentos Atlas y CMS ( en torno a 125 GeV) .

Por otro lado parece que nos quedamos sin neutrinos superluminosos, según informaron desde el CERN y después de sopesar posibles fallos en los GPSs o quizá en los relojes que midieron el tiempo de salida y llegada de los neutrinos en el experimento que sugirió que había viajado a velocidad de la luz y que suponía poner patas arriba todo el cimiento de la física moderna, parece ser que el problema fue un cabe de fibra óptica entre la unidad de recepción GPS y una entrada de un ordenador estaba mal conectado. Me es complicado entender un fallo similar, se presupone que en un experimento de esas características todo está controlado, que han de haber medidas redundantes para evitar errores. Al final estamos en lo trascendental y se nos olvida lo más trivial y mundano.

El fantasma del presente me trae, además de mucho trabajo, la espectacular visión del  cielo con unos brillantes Júpiter y Venus en el anochecer madrileño. Ambos en su luminosa presencia se buscan hasta encontrarse casi juntos en un sorprendente baile al que la luna decreciente también se ha unido. Por otro lado Marte también se encuentra en una posición de relativa cercanía y por las características de su órbita cada 26 meses se sitúa en oposición, es decir la Tierra pasa entre Marte y el Sol lo que hace que al estar opuesto al Sol se ilumine totalmente su cara visible. Como digo vale la pena levantar la vista del suelo, si es posible en un lugar alejado de la contaminación atmosférica y de la lumínica y disfrutar del espectáculo.

Para el futuro cercano, su fantasma me anuncia una Huelga General. Creo que sobre ello ya hice algún comentario en la entrada referente a la reforma laboral. La fecha pactada es el próximo 29 de Marzo, justo unos días después de las elecciones en Asturias y Andalucía y justo antes de la presentación de los ya temidos Presupuesto Generales para 2012, es decir, un día antes de conocer los nuevos recortes que se suponen aún más agresivos para los de siempre. A pesar de lo que personalmente pienso no sólo secundaré la Huelga General si no que recibirá todo mi apoyo. Espero tener tiempo y ganas para dedicarle una entrada.

Antes de esa fecha tengo dos citas en mi agenda, el Día Mundial del Agua y la Hora del Planeta, los días 22 y 31 de Marzo respectivamente. También espero dedicarles como en otros años una entrada.

Me he dado cuenta que esto de tener un cuaderno de bitácora resulta cuanto menos curioso, en el sentido de que al pasar los años, cuando lo vas viendo crecer, hacerse mayor, te das cuenta que hay cosas cíclicas, que se repite., Unas en las mismas fechas, como estas efemérides y otras sin tener un día concreto. Si echo la vista atrás me encuentro con temas redundantes, reivindicaciones con nombre y apellidos y, por ende, con aniversario y otras con un mismo guión pero con distintos actores. Al final parece que todo lo esencial se mantiene como esas estrellas del firmamento y que la vida es un continuo día de la marmota.

Ya he hecho un pequeño resumen de estos días y avanzo por donde irán las próximas entradas, además de las habituales, y por supuesto, si tengo tiempo y ganas, las inesperadas.

Mentiras

Hoy me subo al teatro de la vida, piso la tarima del escenario y busco la verdad y la mentira. Las dos bailan entrelazadas en un espin  vertiginoso que impide alcanzar a distinguir sus contornos. Mentira y verdad, verdad y mentira se difuminan en una danza caótica que confunde a los espectadores que las vigilan. La función continúa como cada día, los ojos incrédulos no distinguen la verdad de la mentira, no distinguen la metáfora de la descripción. ¿Quién es quien en ese proscenio?

Hoy es uno de esos días de filosofía barata, de preguntas tontas para respuestas inventadas, interesadas e insustanciales. La mentira ronda nuestra vida y, aunque no nos lo creamos, es menos común que la verdad. Aunque quizá es aún menos habitual si consideramos la mentira como una forma de verdad.

No quiero escribir sobre la mentira mala, la que conscientemente busca daño, beneficio lesivo, la que se transforma en daga envenenada y que siempre acaba bien clavada en el corazón. El mal prefiero que no entre en este blog, así que esa mentira prefiero dejarla de lado, prefiero que me abandone antes de haberme alcanzado. Esa mentira espero que ni siquiera roce mi sombra.

La mentira de la que quiero tratar es la que transgrede la definición de la RAE:

mentira.

(De mentir).

  1. 1.      f. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.

verdad.

(Del lat. verĭtas, -ātis).

1. f. Conformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente.

2. f. Conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa.

En concreto me apetece dar un par de vueltas a esos dos términos en sus aparentes contradicciones. Por educación, naturaleza, experiencia o cualquiera sabe qué cosa no me gusta mentir, por otro lado, evidentemente, hay cosas que no quiero, puedo o me apetece contar. El resultado final de esa miniecuación hace que sea un tipo poco comunicativo, reservado e introvertido (es una buena excusa para apoyarme y no cambiar, manteniendo mis defectos como si fueran virtudes). Bueno, eso tampoco viene el caso. Como he escrito anteriormente se me ha antojado tontear con esos términos y en concreto con las mentiras o no verdades que contradicen la definición.

Normalmente consideramos mentira aquello que va en contra de la verdad…uffff vaya, con esta perogrullada estoy a un paso del Nobel.

Voy a profundizar un poco más en mi tontería. De la frase que he escrito antes se infiere que ir en contra de la verdad sería

mentira.

1. f. Disconformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente.

2. f. Disconformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa.

Y debe ser equivalente a:

1. f. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.

Eso significa que si yo me llevo un traje de una tienda y estoy convencido de que lo he pagado, si mi mente me juega una mala pasada y cree con vehemencia que eso es cierto, por mucho que me digan que estoy mintiendo si digo que lo he comprado no sería así atendiendo a la definición. Estoy diciendo la verdad (Esto es un poco rebuscado pero me apetecía meterlo aunque sea con calzador y hasta un grupo de personas en jurado popular me daría la razón)

Ya más en serio, si es posible escribir algo en serio cuando estoy haciendo un ejercicio de imaginación y de trilero para llegar a los resultados que previamente tenía previstos, si alguien cree en algo aún estando en contra de la “VERDAD” no como dice la definición si no como especificaría un físico, es decir, “VERDAD” como algo que se puede demostrar objetivamente, sin ambages, digamos que como un sistema de referencia absoluto contra uno relativo, estaría mintiendo; pero para esa persona estaría diciendo la verdad según la RAE. Parece que lo he liado un poco, ahondemos en la tontería.

Yo me creo un mundo virtual, no hago caso de las señales, de las realidades, de lo que ocurre y doy como bueno esa nueva dimensión. Para mi lo que ocurre es verdad, aún siendo todo mentira, puesto que mi mente ha creado ese estado, siento que es real y pienso que todo ocurre así. En esa situación cuando alguien nos hable de esa historia no nos estará engañando, estará dándonos su verdad que no tiene que coincidir con la “VERDAD”.

A veces, cuando se da esa circunstancia y sabes que te están mintiendo realmente, si no te afecta demasiado esa pequeña incomodidad de conocer lo cierto y oír lo inventado, puedes “disfrutar” contemplando como crece la mentira, como se desarrolla, como evoluciona ante tus ojos. Evidentemente para ello debes conocer la “VERDAD” y la otra verdad no debe hacerte daño o significar un menoscabo de tu felicidad.

Ahora se me viene a la memoria recuerdos de un día que localicé en un ordenador una infección por un virus, era un javascript, no recuerdo el nombre pero el gusano lo que hacía era crear ficheros .js, si no recuerdo mal, de poco peso pero a una velocidad endiablada. Antes de acabar con el virus estuve un buen rato mirando absorto como evolucionaba, como se iba multiplicando, como parecía tener vida propia. Así me he sentido alguna vez cuando conociendo la “VERDAD” de algo me contaban la verdad alternativa. Ver como los hechos reales no se corresponden a lo que te van contando, como van solapándose capas de verdades imaginarias sobre otras para evitar alcanzar la “VERDAD” es cuanto menos curioso si no te afecta lo que está pasando. Los grandes mentirosos, o malabaristas de la verdad, además suelen ser gente muy activa intelectualmente, muy creativa, con mucha imaginación, se disfruta viendo como crean sus enredos, como bordean la caída cual equilibrista en la cuerda floja. Mirarlo como mero espectador produce distintas sensaciones, primero agradeces conocer la “VERDAD” para poder disfrutar del espectáculo, segundo mantienes las distancias comportándote como un espectador de lo que acontece, tercero esperas que nunca te toque ser parte de esa verdad alternativa si no conoces la “VERDAD” o si puede afectarte emocionalmente.

Quizá pueda parecer algo maquiavélico, pero normalmente no nos metemos en esas historias por motu propio, solemos ser invitados pasivos de esos acontecimientos.

No voy a entrar en los motivos para que alguien se cree su mundo alternativo, su verdad y por ende mi mentira. Creo que muchas veces es la inseguridad, es un refugio a un mar bravío por el que nos cuesta navegar, es la desconfianza en ser aceptados como somos o como es nuestra realidad lo que hace que se elija ese camino, incluso es posible que ni se elija, que cuando se quieran dar cuenta ya deambulan por una senda tan escarpada y sinuosa que es de difícil escapatoria. En toda esta entrada he tratado-jugado con esa verdad-mentira que no es lesiva, que no proviene del mal, que a veces daña, como un efecto colateral, pero no es intencionada. De las otras mentiras no me interesa tratar ni con ellas quiero jugar.

Para acabar podía hacerlo con un maestro de la prestidigitación de la realidad, de la manipulación como Maquiavelo (me encanta releer y descubrir nuevos detalles en “El Principe”) pero creo que me iré al terreno de Nietzsche:

¿Qué es entonces la verdad? Una hueste en movimiento de metáforas, metonimias, antropomorfismos, en resumidas cuentas, una suma de relaciones humanas que han sido realzadas, extrapoladas y adornadas poética y retóricamente y que después de un prolongado uso, un pueblo considera firmes, canónicas y vinculantes. Las verdades son ilusiones de las que se ha olvidado que lo son; metáforas que se han vuelto gastadas y sin fuerza sensible, monedas que han perdido su troquelado y no son ahora ya consideradas como monedas, sino como metal

Quién pudiera tocarla…..

Tengo unos dedos pequeños y juguetones, no, esto no es el inicio de un cuento erótico, es simplemente el inicio de mi excusa ante mi reconocida incapacidad de tocar cualquier instrumento musical. Los dedos que se me lían, que toman vida propia y se convierten en garras torpes delante de un teclado o encima del mástil de una guitarra. A mis muñones tengo que añadir una inconsistencia mental en todo lo referente a recuerdos ordenados. Mi dificultad para recordar es cada vez más preocupante, en el tema musical soy incapaz de recordar notas, melodías, ni siquiera las que más impacto me pueden causar en un momento dado. Tengo recuerdos de sensaciones, de cómo determinadas músicas han impresionado mi cerebro, pero no se quedan, al menos yo no consigo encontrarlas cuando las busco. Sólo queda el recuerdo de lo que significaron, si me gustaron, si me disgustaron, si me fueron indiferentes, pero nunca las podré tararear, silbar, explicar, cuanto menos interpretar. La unión de mis dedos rebeldes con la incapacidad de recordar armonías, composiciones, unido a mi falta de atención generalizada y mi impaciencia por hacer las cosas me limita totalmente en una disciplina que adoro y que me gustaría dominar o, al menos, me gustaría practicar.
Creo que a pesar de mi incapacidad sé reconocer la buena música, al menos tengo bastante bien definido cuales son mis gustos musicales. No voy a exponer aquí una lista de compositores o temas de mi interés, pero sí me apetece poner un video que he visto hace poco de uno de mis músicos predilectos. La envidia me corroe cuando lo veo, pero al final acaba ganando el placer de escucharlo y disfrutarlo.
“Divenire” interpretado por Ludovico Einaudi, creo que un placer para los sentidos.

La vida es un regalo que desenvuelves a diario…

No sé si es exactamente así la frase que da título a la entrada, no sé tampoco si se la puedo atribuir a Manolo García, quizá una similar la he escuchado de sus labios. En cualquier caso, me llega a mis oídos letras y músicas lejanas, versos líricos entonados con fervor en conciertos al dictado de ritmos tan candentes como pausados, medidos en sus espacios, en sus tiempos, adornados con silencios que aún con su carencia de sonido adornaban la música como guindas en pastel. Recuerdos de vida y tiempo que devoramos antes de, muchas veces, degustarlos. Letras que bailan con la música del paso del tiempo, que nos acompañan en nuestros pasados y marcan nuestros futuros, compañeras singulares en la zozobra y en el sosiego.

Canciones como la siguiente, “Pájaros de Barro” interpretada por Manolo García y que era el objetivo real de esta entrada y no hay más motivo, porque sí, porque me apetecía y porque a muchas veces nos gusta compartir. Hoy tocaba video y canción:

Por si el tiempo me arrastra a playas desiertas, hoy cierro yo el libro de las horas muertas. Hago pájaros de barro. Hago pájaros de barro y los hecho a volar. Por si el tiempo me arrastra a playas desiertas, hoy rechazo la bajeza del abandono y la pena. Ni una página en blanco más. Siento el asombro de un transeúnte solitario. En los mapas me pierdo. Por sus hojas navego. Ahora sopla el viento, cuando el mar quedó lejos hace tiempo. Ya no subo la cuesta que me lleva a tu casa. Ya no duerme mi perro junto a tu candela. En los vértices del tiempo anidan los sentimientos. Hoy son pájaros de barro que quieren volar. En los valles me pierdo, en las carreteras duermo. Ahora sopla el viento. Cuando el mar quedó lejos hace tiempo. Cuando no tengo barca, remos ni guitarra. Cuando ya no canta el ruiseñor de la mañana. Ahora sopla el viento. Cuando el mar quedó lejos hace tiempo. En los valles me pierdo, en las carreteras duermo.

No pude evitarlo….

.

…me hizo sonreir…

 

 

Él, barriga cervecera, barba de varios días, derrumbado en un sofá con la cerveza y el cigarro, viendo el fútbol.

Ella, que lo mira desde el quicio de la puerta pensando que todo se acaba..

 

Al fin habla:

 

“Te veo y pienso ¿será posible que un día vuelva a amarte?”.

 

Él, sin mover la vista de la tele,

 

“¿cuándo cojones has estado tú en Marte?”.

 

 

 

DEFINITIVAMENTE … NO PUDE EVITARLO….

 

El Universo ha dejado de expandirse

El universo ha dejado de expandirse.

Se inicia el proceso de contracción del universo.

Estás frases tan categóricas han sido pronunciadas en la mañana de hoy por el presidente decano de la University of Inmobility and Indignation de Ohio(UIIO).

Tras décadas de luchas internas por determinar la hoja de ruta de investigación en dicha universidad, esta noche, tarde en el estado de Ohio, ha ocurrido un hecho que finalmente ha decantado la posición de la UIIO según su órgano rector. Antes de continuar con la información habría que explicar someramente cuál era la tesitura académica en la que se debatía tan prestigiosa institución.

Desde su fundación, el siglo pasado, había dos tendencias investigadoras entre sus miembros, la inmovilista liderada por Mr. G. Nothingmoves que limitaba su actuación a una negación constante de cualquier avance por muy pequeño que fuese y frenaba con excelsos argumentos las osadas afirmaciones de la otra parte implicada liderada por Dr B. Imfeedup. Este último era el responsable de los movimientos más alternativos y de las proposiciones más ambiciosas que siempre topaban con sus colegas de la otra tendencia. Las investigaciones científicas de la universidad alternaban las dos tendencias cual traza de la actividad de los ojos en fase REM del sueño.

En día de ayer ocurrió un acontecimiento que unió en su fin a las dos corrientes. La Tierra, afín a los movimientos de grupos de indignados que se prodigaban por su superficie, decidió parar en seco y convertirse en centro del universo. El inicialmente gesto de inmovilismo indignado, aparentemente contradictorio, ocasionó muchas voces a favor y en contra. La iglesia aplaudió el hecho afirmando que  durante siglos ellos  habían predicho el acontecimiento, siempre pensaron que el hombre, por ende la Tierra, era el centro de todo lo creado y que ese gesto afirmaba lo escrito. Científicos cualificados afirmaron que era el principio del fin, una singularidad tal haría que las leyes de la física conocidas no tuvieran validez y el cambio de fuerzas intra e inter estelares provocarían cataclismos inimaginables. La raza humana, el sistema solar, tenían las horas contadas.

Pocos imaginaron en un primer momento que las leyes más básicas de la física entrarían en acción. El principio de acción y reacción se vio reafirmado cuando, inicialmente el Sol y, posteriormente, el resto de la materia del Universo comenzaron a moverse con un desplazamiento complementario al que NO hacía la Tierra con su inmovilismo. De tal forma y manera que ahora el Sol giraba alrededor de la Tierra en sentido contrario y el resto de lo conocido le seguía en ese movimiento. El resultado final es que desde la Tierra todo ocurría de la misma manera, días y noches se alternaban al igual que las estaciones. Todo lo que rodeaba a nuestro planeta se movía en una especie de cicloide compresiva a la vez que incomprensiva. Lo único que cambiaba era que al realizar el movimiento alternativo la masa estelar empezó a tender a comprimirse, a viajar en el tiempo a un irremisible Big Crunch.

Como dijo al finalizar su exposición el presidente decano de la UIIO el prestigioso mejicano de origen suomi Dr. I. Donotknow Ifigoorcome. El Universo se va a hacer chiquito, chiquito, chiquito. Tanto que cada vez nos podremos mover menos y estaremos más juntitos. Hasta que las manos de mis colegas acaben en mis bolsillos como si fueran banqueros y más allá ….el gran puntazo.

Una obsesión… INFINITO

Hoy quiero mirar a los ojos del TODO, enfrentarme al abismo de lo desconocido y empaparme del sudor frío que emana del desconocimiento. Hoy quiero escribir acerca del universo, del término infinito. Ya sé que soy un osado, no voy a trasladar complejas teorías cósmicas, matemáticas, físicas, “sólo” quiero plasmar mis dudas, mis miedos, mis más íntimos temores cuando me enfrento a lo que me rodea, me envuelve y a la par es parte intrínseca de mi mismo.

INFINITO,  ¿es una medida, ya sea de tiempo o espacio? ¿Tiempo y espacio es lo mismo con distinto nombre? ¿Infinito es un todo o una nada? ¿La nada es parte del todo? Entre dos puntos o instantes ¿hay algo siempre? o ¿podemos encontrar parte de la nada? ¿Todo es divisible hasta el Infinito? o el Infinito no existe y en algún momento hay un puente que nos impide seguir adelante. Es Infinito la materia que no vemos, la energía que no captamos, lo oscuro? ¿Cuándo dividimos la nada estamos dividiendo esa materia y energía oscura? Ó ¿Cuándo dividimos la materia hasta el Infinito sea oscura o no encontramos la esencia de la nada?

Imagina un sueño, ese sueño que casi todos hemos tenido de intentar alcanzar una cosa y no poder llegar a ella, siempre está un poco más allá. Realmente está más allá o simplemente tenemos un Infinito que nos separa del objetivo. Nuestra distancia es la misma pero la distancia que recorremos se hace en cada ocasión más pequeña, sin límite, ¿eso es Infinito?

Tomemos como referencia esa taza de café que nos estamos tomando, quiero cogerla, pero voy a ser metódico en la manera de hacerlo, en cada movimiento avanzaré la mitad del espacio que me separa de ella y a la vez por un extraño embrujamiento disminuiré en la mitad mi tamaño. Es un ejemplo de preescolar pero ¡qué angustia me entra al pensar en ello! Creo que me tomaré la taza bien fría, la distancia de 30 cm se habrá convertido en infinita por cambiar unos parámetros y está claro que el tiempo que es uno en relación al espacio se convertirá también en infinito. ¿Cuándo llegaré a tomar la taza? Nunca o dentro de infinito número de años. ¿Nunca es también Infinito?

Más allá de la comprensión que podamos tener de nuestro entorno, ajustado a unas referencias concretas y finitas, hay un entorno real y complejo. Nuestro mundo marcado por unos límites claros nos complica la percepción real del universo. Nuestras apreciaciones valen y explican con bastante precisión todo lo que ocurre en magnitudes de medida, tiempo y espacio, del orden de nuestro entorno. Así todo se comporta con normalidad si lo comparamos con medidas de unos pocos de miles de kilómetros o de unas pocas milésimas de metro. Si no pensamos más allá de macro o micro todo funciona perfectamente desde que nuestros ancestros vivían en cuevas. No hay infinito, no existe la nada.

Cuando te tropiezas con alguien hay un contacto, no puedes atravesarle. Cuando te mueves por la superficie del planeta, con más o menos dificultad podrás rodearla, podrás moverte por sus límites. El espacio nos cubre, la atmosfera nos rodea. Todo parece tener su límite, su inicio y por su puesto su fin.

Pero sabemos que eso no es cierto, nuestros límites no son tales, lo son sólo para esas magnitudes de medida, pero el concepto de estructura que no se puede atravesar, de límites determinados no es real, es sólo nuestra percepción la que nos lleva a ella.

Cuando nos chocamos con alguien la distancia que nos separa vuelve a ser infinita, a la vez, parte de nosotros penetra en el otro cuerpo y lo traspasa. Y eso no quiere decir que la distancia que nos separa deje de ser infinita puesto que las partículas que han pasado seguro que están a una distancia infinita de las partículas de la otra persona.

Vuelvo a medidas mucho mayores de macro y micro, tanto en tiempo como en espacio, es decir a distancias. ¿Cómo podemos llegar hasta lo más íntimo de la materia o lo más lejano del universo? ¿Sería posible?. Creo que sí. Aunque pensar en ello me produzca tal vértigo que me cause mareos. Pero si todo es infinito, si el concepto de todo o de nada se pueden reflejar en el de infinito está claro que somos parte de ese todo o nada luego podemos asomar la cabeza y llegar a ver el final, aunque nos costase un tiempo infinito, lo que supone una paradoja puesto que ese concepto es inalcanzable. Claro que como el final y el inicio es el todo y la nada, y el infinito es ese todo y esa nada, al llegar al fin del universo que es el objetivo estaríamos en el inicio del universo. Y si hiciésemos el camino de vuelta, es decir, pudiéramos ir hacia atrás en el tiempo, en vez de recorrer espacio, recorremos tiempo y además invertido. Pues llegaríamos a ese punto que dicen que es el origen de nuestro universo, el Big Bang, pero… y antes? Quizá es ese camino de retroceso hay un tempo infinito anterior. Pero si al final retrocedemos de forma infinita a dónde llegaríamos. Quizá al futuro, quizá nos encontraríamos con nosotros mismos en la situación anterior en la que estábamos intentando llegar a lo más lejano del universo o lo más íntimo de la materia. Me hace pensar en la forma de la esfera o del círculo, todo acaba en el mismo punto, pero a la vez el círculo o la esfera denotan límites y eso va en  contra de lo que significa infinito.

Como dije al principio no quería trasladar términos matemáticos o físicos, soy consciente de las barbaridades que he escrito, sólo quería jugar con las palabras, las sensaciones, los miedos y los complejos de algo tan atrayente como misterioso. Quizá el infinito sólo es el límite de la imaginación humana. Un concepto que nos hemos inventado para acotar lo que no somos capaces de delimitar. En cualquier caso, seguiré con mis paranoias dándole vueltas y poniéndolas negro sobre blanco. Total, tengo tiempo infinito para perderlo con estas cosas…

Desde las alemanias…..

Hace algún tiempo que no escribo, hoy estoy un poco cansado de andar debajo de la lluvia así que me entretendré un ratillo contando alguna cosa nueva, aunque sin trascendencia. Sí, en el medio de la frase he escrito la palabra lluvia, se supone que estoy en España, más concretamente en Madrid, no parece que sean fechas de lluvias. Efectivamente, estoy algo más lejos, me he trasladado temporalmente a Alemania, en el norte, a la Baja Sajonia. Después de casi dos semanas por estos lares aprovecharé para criticar …o no….a esta buena gente.

Las primeras impresiones fueron, la verdad, muy positivas. Claro, yo necesito luz del sol y calorcito para tener una aptitud positiva y los primeros días no me faltó por aquí. Pero, evidentemente esto no es España, aquí el sol está muy racionado, así que llevo varios días que sólo veo llover, así va a ser más complicado ver la parte positiva, que la hay y es muy destacable. Los comentarios que vertiré está claro que son fruto de mis apreciaciones, de 2 semanas de estancia y en un lugar concreto. Así que aunque parezca que generalizo y de que un detalle hago un patrón no es ni mucho menos mi intención. Son sólo visiones localizadas y en función de mi corta experiencia.

Primero tengo que decir que la ordenación germana es ejemplar, la puntualidad, la pulcritud en sus actuaciones, tanto laborales como personales son envidiables. Realmente da gusto trabajar con esta gente, además, aunque haya leyendas urbanas que puedan decir lo contrario, la gente es muy amable, muy servicial y realmente agradable. Eso hace que el trabajo sea fácil de llevar, cómodo.. En este punto me gustaría destacar que el famoso refrán de “unos cardan lana y otros se llevan la fama”, o como sea, con el pueblo alemán es aplicable, al menos con los que yo he tratado, que no creo que llegue al 0,0000001 % de sus activos. Se dice que son  trabajadores, que comparados con los españoles no hay color. Bien, pues se toman las cosas con mucha calma, serán eficientes, no lo dudo, pero matarse a trabajar no he visto a ninguno que lo haga. Piano, piano va lontano dirán. La verdad es que el ambiente que respiro a diario es muy sosegado, las cosas se hacen, pero tranquilamente, con sus pausas, sus recesos, todo bien organizado como digo, pero sin demasiado estrés. Nada comparado con lo que veo a diario en España que parece que siempre hay que ir con prisas y casi siempre alguno se engancha al látigo para fustigar a los que tiene a su cargo. Punto a favor de los alemanes, además con menos horas de trabajo anual. Luego cuando las empresas alemanas llegan a una colonia, como España, quieren que se trabaje más, se mejore la productividad, se tengan menos vacaciones… Claro, ellos son los patrones, ponen el dinero, pero con su forma de trabajar no les ha ido tan mal. Así que me quedo con la forma de trabajar alemana.

Otro tema a mirar, la calidad de vida, en cuanto a salarios, coste de la cesta de la compra, alojamiento… Aquí curiosamente estamos casi a la par en cuanto a precios de la cesta de la compra, en general los precios de la comida y de casi todo lo esencial están más o menos como en España, incluso algunos productos básicos más baratos (por lo que he podido ver en Berlín es algo más caro, como Madrid). Por el contrario los alojamientos, en cuanto a alquiler son más baratos, hoteles más o menos al mismo precio que en España y vivienda en propiedad algo más cara. Aunque con la diferencia tan notoria entre el precio del alquiler y lo que tendría que pagar por una vivienda en propiedad más de la mitad de los alemanes viven de alquiler, al menos en las grandes ciudades. En lo que sí hay diferencia es en los salarios, por término medio los alemanes ganan aproximadamente entre un 30% y un 50% más que los españoles. Así pues, con una cesta de la compra como la nuestra, empleando menos dinero en vivienda, su capacidad de ahorro o de gasto es mucho mayor. Claramente en ese aspecto su calidad de vida nos supera con creces.

En cuanto a la comida, por lo que he podido ver, es cuestión de gustos. A mi la autóctona no me va mucho, pero yo soy algo rarito para la comida. No obstante hay suficiente variedad como para no pasar hambre, muy al contrario, como no controles puedes coger bastantes kilos. Los horarios son un poco más complicados para los españoles, también hay que entender que en gran parte del año aquí anochece mientras nosotros estamos tomando el café de después de comer. Por eso supongo que hacen un desayuno relativamente fuerte bastante temprano, comen a media mañana una comida contundente, y cenan muy pronto para acostarse también a una hora prudencial. Como digo, en este asunto es cuestión de acostumbrarse. Aunque yo sigo prefiriendo la comida española, por su variedad y por su sabor.

Lo que no tiene parangón es el clima y con ello la posibilidad de hacer cosas. Al menos en esta parte del país, Baja Sajonia en el norte de Alemania, el clima limita mucho la calidad de vida de las personas. Meses de frío intenso, días que parecen noches, están deseando que un pequeño rayo de sol aparezca para buscarlo como locos. Incluso cuando llega el verano no las tienen todas consigo. En este sentido no hay color, prefiero el tiempo en España, incluso el de Madrid, aunque en verano me esté asfixiando de calor (siempre se agradece tener la piscina al salir del portal de casa).

Como se ve no es un análisis demasiado riguroso, sólo unas cuantas impresiones escritas un día de lluvia (uno más) y después de haberme estado mojando todo el día mientras intentaba hacer turismo un domingo, por cierto aquí los domingos son domingos, todo cerrado y a descansar.

El caso es que creo que no es un mal sitio para vivir, muy al contrario, al menos en verano; aunque insisto en ello, el tiempo condiciona bastante las sensaciones y quizá sea lo más a tener en cuenta en un traslado a esta parte del mundo.

image