Ascensores Cuánticos


Llevo mucho tiempo pensando en por qué en un tanto por ciento muy alto de las veces que salgo de casa, justo en el momento en el que voy a presionar el botón del ascensor, alguien en otro piso hace lo mismo con unos segundos de antelación. Mi teoría, creo que bastante acertada como primera hipótesis de trabajo, era que en cada rellano había siempre algún vecino o vecina preparados, agazapados durante horas, esperando oírme abrir la puerta para llamar primero al ascensor. Durante muchos años he barajado esa teoría como la más probable. Quizá mi mundo es simplemente una escenificación perpetrada por no sé qué mente maligna y perversa cuyo objetivo no he conseguido descifrar. Una revisión del “Show de Truman” sin espectadores, o quizá con ellos, cuyo protagonista, víctima, es un servidor.

Después de meditarlo detenidamente y tras darle vueltas durante tanto tiempo he pensado que quizá no sea tan importante como para que alguien o algo manipule mi entorno con el fin de que mi vida tenga una determinada complejidad o sencillez, nunca se sabe. Mi ego, aún engordado como un buen hígado de oca, no puede caer en semejante trampa. No, no soy el centro del universo, bueno quizá sí pero ese es otro tema que traté en otra entrada y no viene al caso en lo que aquí se refiere.

Por todo ello he tratado de buscar una explicación razonada empleando todos mis desconocimientos. El resultado del estudio me lleva a pensar que el problema, o la cuestión, no es mía sino de los ascensores.

La causa raíz de que cuando salgo de casa, en muchas ocasiones, unas milésimas  de segundo alguien antes que yo presiona el botón del ascensor es la mecánica cuántica. Sí, parece una tontería descartar la teoría que tenía tan trabajada y meditada del marionetista que manejaba los hilos de mi vida, del gran hacedor que controla todo, incluido el momento en que necesito el ascensor. De ese dios que decide si tomo el ascensor en un momento o en otro. De ser parte de un argumento escrito por un ser superior que juega a las casitas con mi vida. Pero la realidad, la única verdad, parece que puede explicarse mejor atendiendo a la cuántica. ¿Qué hay más parecido al ejemplo que Schrödinger planteó para exponer la Teoría Cuántica con su famoso gato, que podía estar vivo o muerto en una cajita, dependiendo de si se había roto o no un frasquito con una partícula radiactiva, que el hecho de que al ir a presionar el botón del ascensor éste pueda o no haber sido llamado un instante antes?

Efectivamente, cuando salgo por la puerta de casa y voy a presionar el botón de llamada el ascensor puede estar en un estado de ocupado o libre. Hasta que no lo presiono no sé en qué estado se encontraba. Es la llamada “Programación Cuántica de los Autómatas de Ascensor” (PCAA)  que está íntimamente ligada con los cerebros de los habitantes de mi bloque. Así pues al abrir la puerta se activa el autómata y da una orden a algún vecino o vecina, que para esto no existe discriminación de género, con el fin de ocupar o no el ascensor. El mecanismo entra en un estado de ser /no ser que tiene el desenlace justo en el momento de presionar el botón del ascensor. Unas milésimas de segundo antes el ascensor está ocupado/no ocupado a la vez. Ese estado produce que al llamar al ascensor llegue sin problemas o en múltiples ocasiones, mucho más de las deseadas, se acompañe de una exclamación del tipo : ¡¡¡Mierda!!!

Con esta pausada reflexión he conseguido rebajar por fin mi hinchado ego, no, no hay nadie que me esté mirando, controlando, manipulando, manejando y que además no tenga que ver con algún gobierno; por ser yo.  Y he conseguido entender y aplicar con sencillez y claridad cómo funciona la Teoría Cuántica. En definitiva, ha servido para ajustar alguna desviación en mi programación y estar más cerca de ahorrarme algunos euros de visitas al psiquiatra… o no.

ascensor

Publicado el 28 diciembre 2017 en Tonterías y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: