Titiriteros o la realidad supera la ficción


Los titiriteros secuestrados por la policía hace unos días,  y que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno envió a la cárcel de Soto del Real en régimen de prisión incondicional por enaltecimiento del terrorismo, incluyéndolos en el fichero FIES (Fichero de Internos de Especial Seguimiento), que es el que se aplica a terroristas y narcotraficantes y supone entre otras cosas tener restringidos sus movimientos e intervenidas sus comunicaciones; han copado centenares de minutos en los medios de comunicación. En la mayoría de ellos no para elevar el grito al cielo y manifestar su estupor por semejante atropello a la libertad de expresión si no para ahondar en la tesis del juez de de que era una representación proetarra-proalqaeda. Todo ello porque aparecía una pancarta que era utilizada por una especie de policía para inculpar a una bruja (gora Alka-ETA, curioso que se parezca fonéticamente a “alkateak” o alcalde en euskera como si quisieran abundar en la tesis del gobernante corrupto o prevaricador).

Si bien es cierto que, por lo que he podido ver, el argumento y/o desarrollo de la función satírica no es aparentemente adecuado para un público infantil, quizá si viera ahora la Bola de cristal podría pensar lo mismo, aunque la mayoría de los que se educaron con la Bruja Avería ( “Viva el mal, viva el capital”) no creo sean inadaptados, terroristas o despojos sociales; la verdad es que de ahí a enviarles a la cárcel va un abismo (Nota: ver sátira en el RAE). Que te denuncien precisamente por algo que estás tú denunciando como es la manipulación policial o judicial, la corrupción de determinados cargos o de parte del sistema es una broma macabra. Mientras tanto la caverna mediática ha aprovechado a cargar contra el Ayuntamiento de Madrid y de paso difuminar cualquier información acerca de la corrupción valenciana, juicio Caso Noos, falta de gobierno y demás tropelías cometidas por los muy decentes y honrados ciudadanos que gobiernan este país.

En el fondo, si no fuera por la vergüenza que ocasionan, es hasta gracioso como España se convierte, o mejor dicho, se retrata una vez más como un país de pandereta. Votantes apoyando de nuevo a partidos corruptos en los que sus dirigentes más destacados aparecen como personajes dignos de las peores películas de mafiosos, en la que un auto de un juez aparecen frases tan extravagantes como que procede a conceder la libertad provisional a los titiriteros al “haberse disminuido el riesgo de fuga” y el “riesgo de reiteración” del delito al haberse incautado “todo el material” empleado y haberse rescindido los contratos con Títeres desde Abajo. Parece que cuando habla de incautar el material se trata de bombas o armas, a veces unas marionetas de trapo o una pluma pueden ser más letales que la más moderna artillería, ya lo dijo el poeta “La pluma es más poderosa que la espada” y eso la derecha más retrógrada lo tiene bien asumido. Es estratégico mantener al pueblo en la ignorancia para poder manipularle mejor.

La España del siglo XXI bien podía ser la Italia del principios del XX. Visionario Bertolucci o simplemente la realidad muchas veces supera la ficción.

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado el 11 febrero 2016 en Sociedad y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: