Reflexión de Navidad


En un día como hoy en el que los mensajes por whatsapp, Facebook, SMS y las llamadas echan humo con felicitaciones y los mejores deseos para estas fechas me paro a reflexionar unos segundos, no doy para más. NO, no celebro estas fechas, por cortesía devuelvo las felicitaciones y también porque sé que para muchas personas que aprecio son efectivamente días de alegría y celebración. Por “educación” soy hasta capaz de no discutir acerca de ello, también es cierto que si algo, aunque sea una cuestión de religión, hace un poco más feliz a alguien ¿por qué voy a cuestionarlo? Sigo la corriente y la verdad es que disfruto viendo a mi entorno y en general al resto del universo que lo celebra pasar unos buenos instantes, no están las cosas como para desaprovechar las oportunidades.

Al hilo de esto las reflexiones que me vienen a la cabeza son:

  • ¿Nos damos cuenta que en general somos creyentes de una religión por una cuestión meramente geográfica? Nacemos en España y con un tanto por ciento altísimo seremos cristianos, de haber nacido en India podríamos ser más probablemente hinduistas, budistas o musulmanes; en Marruecos casi seguro que musulmanes; en china budistas, taoistas, confucionistas…
  • Nos aferramos a nuestras tradiciones y costumbres, pero ¿nos damos cuentas que son accidentales y temporales?
  • Siguiendo con el razonamiento, nos vamos a las banderas. Me encanta vivir en España, no he viajado mucho pero en general la forma de vida de aquí me parece de las más equilibradas respecto a otros países, buen ambiente, buen clima, buena comida… Pero, ¿no es también un accidente ser de una determinada nacionalidad? ¿Qué pensarían los sempiternos defensores de la patria, de las banderas si hubieran nacido en otro país? Nacionalistas defensores de una España unida, catalanistas independentistas, turcos, ucranianos, norte americanos de USA… ¿no se dan cuenta de que ha sido circunstancial su nacimiento en ese país, en ese pueblo? ¿ El más vehemente defensor de su estado, pueblo o región no se da cuenta de que podría haber nacido en cualquier otro lugar?

En fin, como siempre pienso que, en general, las personas somos demasiado gregarias, no nos paramos a pensar las cosas y analizarlas. Seguramente todo sería más sencillo si no nos sintiésemos el centro del universo, tuviéramos más empatía y agradeciéramos lo bueno que nos ha tocado y luchásemos por cambiar o mejorar lo malo.

Tonterías de una mañana de  Nochebuena más en  40º24’00”N y 03º36’00”W aproximadamente.

por-casualidad

Anuncios

Publicado el 24 diciembre 2015 en Sociedad, Tonterías y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: