Manifestación 27 de Julio…quizá no todos rememos en la misma dirección


En estos tiempos de crisis, de recortes injustos y antisociales la población española parece que empieza a reaccionar, a moverse, a manifestar su disonformidad y expresar su descontento, su indignación. El camino que sigue el gobierno, ahogando sin piedad a los más desfavorecidos, incidiendo en penalizar más a los que menos tienen y, en cambio, respetando y favoreciendo a los que más podían aportar, a los que han originado la situación en la que hoy nos encontramos está por fin encontrando respuestas incluso de aquellos que hace no tanto tiempo se sentían protegidos y aletargados pensando que con ellos no iba esta historia. Es alentador ver a la gente protestar en la calle, luchar en contra de este sistema injusto gobernado por unos pocos, por los llamados mercados o por los intereses económicos que manejan el sistema, que no son los elegidos por el pueblo, ya vemos que estos últimos son sólo su brazo ejecutor. En todo ese maremagnum de protestas y manifestaciones hay de todo como en botica, en general todas me merecen el mayor de los respetos, algunas incluso las considero referentes como la de los profesores en contra de os recortes en la enseñanza pública o la más reciente, que ya he mencionado en alguna entrada anterior, de los mineros. Pero alguna tiene cierto tufillo, tengo la impresión que aprovechando la coyuntura algunos grupusculos intentan desestabilizar el sistema, no en el camino de mejora que a mi me gustaría si no por el contrario incidiendo en teorías más conservadoras disfrazándolas de progresistas.
En concreto quiero hablar de la convocatoria del próximo día 27 de Julio. Se está convocando por Internet, ya sea por mensajes y/o redes sociales , una manifestación en contra de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos, reducción de los cargos públicos, disolución del senado…. Aparentemente suena bien, todos estamos cansados de aquellos representantes públicos que se aprovechan de sus cargos y se suben salarios, que reciben subvenciones, de determinadas duplicidades, algunos de los puntos que se encuentran en la misiva son muy razonables.
Pero el fondo del asunto es ciertamente sospechoso. Extrañamente el discurso coincide con el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, se corresponde con algunas de las mejoras que el Tea Party español hace suya. Parece que le interesa volver a un centralismo rancio, quizá en un poder más concentrado, menos partidos minoritarios, más poder para el gobernante único, beneficiar aún más, si cabe, el bipartidismo y el gobierno claro de centro-derecha muy contrario al estado del bienestar que desearíamos gozar y por el que han peleado partidos de izquierdas (ahora minoritarios) y sindicatos. En época de Franco todo el poder recaía en una persona, quizá están pensando en algo parecido.
La realidad desmonta algunas de sus premisas, de todos los cargos electos de nuestro país sólo un porcentaje tiene salario no simbólico. Otra cosa son temas de corrupción y mal uso de ese estatus. Evidentemente algunos de los puntos como he dicho son razonables, otros son directamente falacias.
Es altamente curioso que en el paquete de privilegiados a los que hay que recortar no aparezcan ni la iglesia, ni la casa real, ni el ejército, ni se hable de las grandes fortunas, ni de corrupción. Por supuesto no habla nada del origen de la crisis, de ese sistema capitalista del que muchos se están aprovechando, de la insultante avaricia y codicia de los bancos, de esas grandes fortunas que los maneja.
Da la impresión de que esa convocatoria puede tener al menos un par de orígenes:
-De algunos que se quedan en lo anecdótico, que sólo ven la punta del iceberg y que emplean consignas manidas y tendenciosas para recabar seguidores poco informados o simplemente desesperados.
-De neofascistas, Tea Party español o similares que se aprovechan de la coyuntura para sacar aún más partido de la crisis, desviando la atención de los objetivos a combatir y de paso incidir en minar aquellos elementos del sistema que no les agrada como puede ser partidos de izquierda o sindicatos ya que van contra sus intereses.
En cualquiera de los casos, si bien son distintos por su transfondo siendo uno de ellos generado por una falta de rigor y el otro por un interés peligroso, seguro que hay muchísima gente que con buena fe seguirá esas directrices y convocatorias. yo creo que hay que saber distinguir qué se pide, cuál es el objetivo de nuestras reivindicaciones, cuál es el camino de la lucha, nuestros enemigos. Ser beligerantes pero con conocimiento y no seguir cualquier bandera. A veces el sistema es tan inteligente que puede sacar frutos de los movimientos que aparentemente van en su contra, dirigiéndolos y manipulándolos. Me sigo asombrando de lo actual que es y será Maquiavelo.

Anuncios

Publicado el 24 julio 2012 en Sociedad y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: