Dictadura de los mercados y Democracia


No tengo mucho tiempo para escribir pero creo que en unas pocas de líneas y copiando algunas frases de sitios coincidentes con mis ideas puedo resumir algunos pensamientos que se me pasan por la cabeza en estos días tenebrosos de mercados convulsionados, deudas públicas por las nubes, golpes de estado político-económicos más o menos encubiertos a naciones supuestamente independientes, proceso electoral en España en un escenario de cartón piedra en el que quien quiera puede ver los hilos que mueven las marionetas, es más, pueden ver las manos de los que mueven las marionetas, incluso sus rostros, si bien no pueden vislumbrar las brillantes mentes que elaboran los guiones.

Estamos en un momento de cambio político y social, de involución, volvemos a la época de los señores feudales que manejaban sus territorios con mano dura, sin piedad, con absoluto despotismo. Atrás parece que quedaron las luchas por la igualdad, por la libertad de elección, por los derechos sociales. Somos demócratas, vivimos en democracias, podemos decir lo que pensamos, lo que creemos, somos afortunados y por ello no nos cortarán la cabeza o nos meterán en prisión. No correrá simplemente porque todo lo que nos rodea es decorado, es irreal, es una falsa ilusión. Por encima están esos poderosos que cambian gobiernos elegidos democráticamente, aunque te gusten más o menos, y por mor de los dictámenes de los mercados. Sus voceros y lacayos nos hacen creer, a base de contar mentiras a diario, que la verdad es su dogma, que los cambios son por nuestro bien, que los ajustes, los recortes de derechos, son de la misma naturaleza que las regañinas y castigos de los padres y madres a sus retoños, para que en el día de mañana sean más felices, mejores y tengan un futuro, ya no dicen ni que sea mejor, sólo que así tendrán futuro.

En estos últimos días, siguiendo con la escalada de violencia contra las clases menos favorecidas, entrando en una vertiginosa bajada de derechos sociales, nos encontramos con las siguientes perlas:

  •  Los llamados mercados, banqueros, usureros y estafadores  a los que los gobiernos con nuestro dinero han salvado de la quiebra se convierten en nuestros verdugos especulando con la deuda soberana y la capacidad de los países de asumir los riesgos contraídos, convirtiendo una situación de crisis financiera creada, en parte, por su afán de enriquecimiento de desmesurada ambición y avaricia en una crisis humana, llevando a  cientos de miles de personas al umbral de la pobreza.
  •  Al albur de los mercados los especuladores manejan las instituciones de tal modo que son capaces de cambiar gobiernos bajo amenazas, haciéndonos dudar acerca de qué vale votar en unas elecciones si en un momento dado la presión de esos especuladores pueden hacer cambiar lo que democráticamente el pueblo ha elegido. Incluso nos podría hacer plantear para qué alzar nuestras voces y protestar si ellos quitan y ponen rey.

El próximo domingo 20 de Noviembre hay elecciones generales en España. Después de ver como está ocurriendo todo, como manejan nuestra vida, como juegan con nuestro futuro desde no se sabe bien dónde, te hace dudar de si vale la pena depositar un voto en una urna, si vale la pena dar tu opinión. Al final parece que irremisiblemente lo que salga de estas elecciones se doblegará ante sus mentores, sus jefes, sus amos. Podríamos pensar que lo mejor es no votar, no ser partícipes de ese juego. Yo creo que es todo lo contrario, debemos clamar por lo que es nuestro, expresar lo que pensamos en voz alta, más alta si cabe, desgañitarnos denunciando lo que consideramos injusto, peleando por lo que creemos. Eso hay que hacerlo a diario, en nuestro entorno, en nuestro círculo de influencia, así como ponerlo en común con otros, asociarnos, unirnos; pero también creo que hay que participar activamente en el proceso electoral, dejar nuestro voto y que no sean otros los que decidan por nosotros. Soy de la opinión de que si no participas activamente luego tienes menos derecho a protestar, a reclamarles, a exigirles. Para que haya alternativas de gobierno hay que crearlas y se crean participando, haciendo más fuertes a los que pensamos que pueden representarnos a nosotros, no a los que representan a los mercados y son sus mercenarios. Si no votas su interpretación es que no te interesa la política, que vives muy bien y te has ido de copas, que eres un vago.. todo menos asumir que no crees en ellos. Por eso creo que, además de manifestar nuestras ideas a diario, hay que ir ese día a votar, si todos los que están desencantados con el sistema, con esta forma de hacer ( o no hacer) política votasen quizá habría alternativas, quizá tuviesen más problemas para plegarse a lo que les manden los mercados porque verían en peligro sus poltronas.

Finalmente me he liado y no he copiado lo que pensaba poner, quería hacer un par de cosas:

  • Recomendar la lectura de un libro que no se ha publicado. Se trata de “Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar en España”.” escrito por Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón. Difícilmente se podrá leer si no se ha publicado y parece que alguna mano oscura ha tratado de que eso ocurriese. Resumiendo, una editorial, dependiente del grupo PRISA, se interesó por su publicación, el hecho iba a producirse a mediados de Octubre. Antes de que esto ocurriera y sin razón aparente decidieron posponer su publicación a que pasase el periodo electoral. Imaginando manos negras, algo que no parece descabellado, los autores decidieron facilitar su lectura, primero permitiendo su descarga gratuita desde Internet y después, con el soporte de ATTAC, publicando algunos ejemplares que se pueden adquirir bajo pedido a un precio de 10 euros. También recomiendan que las personas que se lo han bajado y lo han impreso lo consideran oportuno lo cedan a otros para que se conozca su contenido. Se puede descargar desde el siguiente enlace:

Más información en las páginas de ATTAC y de los autores.

  • Segundo, a pocos días de las elecciones querría animar a quien lea esto a que ejerza su derecho a voto. En este momento de crisis ya no sólo se ha consumado la idea del bipartidismo, ahora con la inestimable ayuda de los medios de comunicación se fomenta el hastío, la desidia. Creo que no nos debemos conformar, que primero hay que votar para buscar el cambio, para luchar en todos los campos de batalla por un mundo más justo, más social, más humano. Una vez decido que hay que votar, erradicar la idea de que sólo se puede elegir entre PSOE y PP. Dejar de lado a los dos partidos que quieren jugar con ventaja y de los dos candidatos que no quieren democracia directa, una persona un voto y proporcionalidad. Lo único tolerable como bipartidismo es el que sea cosa de dos, los elegibles y los electores. Con nuestro voto, si todos los desencantados dan un paso al frente, podemos tener la oportunidad de decir basta ya a esta democracia falseada, maquillada y a la postre precaria. Ahora es el momento de, con nuestro voto, cambiar la tendencia que nos vienen intentando imponer y decidir qué políticas queremos que se realicen en los próximos años, abandonar la resignación y la queja estéril sustituyéndola por una acción política positiva que nos permita contar con una alternativa, no sólo a los dos partidos mayoritarios, si no también y con mayor interés a los mercados que representan.
Anuncios

Publicado el 16 noviembre 2011 en Sociedad y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: