Una película y un libro


Recuperándome en casa de un ataque de alergia ligado a un fuerte enfriamiento y con los deberes encauzados esta semana, voy a dedicar un poco de tiempo a escribir sobre una película que vi hace unos días Se trata de “Inception”,  “Origen”, me gusta más el título original, me parece más profundo y más adecuado a la trama de la película. Para quien no haya visto la película señalaré que en mi opinión es muy interesante, una trama aparentemente poco convencional, un guión trabajado y sólido; y una puesta en escena espectacular a la par que cuidada.  El director, Christopher Nolan, tiene en su haber películas como “Memento” que fue  aclamada por la crítica o “El caballero negro” la mejor película con diferencia de la saga de Batman. A lo largo del pasado año y en lo que llevamos de éste ha conseguido ganar numerosos  y prestigiosos premios. Ganadora del mejor guión original del Sindicato de Guionistas de Hollywood y candidata con 5 nominaciones a los Globos de Oro, 9 a los premios BAFTA y 8 a los Oscars, en todas ellas destaca el reconocimiento al guión y a la puesta en escena.

Básicamente  Inception tiene dos visiones, el hilo argumental en el que se desarrolla la acción y la fina historia que pretende trasladarnos a la paradoja del sueño,  deambular entre la  vigilia y el estado onírico. La delgada línea que separa lo uno y lo otro hace que la verdad de lo que realmente está sucediendo no se desvele en la trama, dejando al espectador cierta libertad para elegir el final en función de su interpretación.

No voy a destripar el contenido de la película, por si alguno que lea esta entrada no la ha disfrutado aún. Además, me apetece hablar más de generalidades que de lo estrictamente visionado.

Se ha hablado mucho acerca de la originalidad del guión, unos a favor y otros en contra. Unos alabando, tanto la puesta en escena como lo que representa, otros, en cambio,  han plasmado su sorpresa por tanto revuelo comparándola con películas anteriores como Matrix e indicando que es simplemente una copia más o menos lograda de esta última.

Para mi el tema es otro, quizá esté equivocado pero de original no tiene demasiado, quizá en el mundo del cine puede que no haya muchas como ella, y mucho menos tan bien perfilada. Pero el tema no es, realmente, demasiado original, la paradoja del sueño, los bucles, sistemas entrelazados, incluso si se me apura, la noción de infinito es algo que recurrentemente nos llega desde el pasado, desde los griegos como Platón que en “La República” ya habla acerca de la huida de la realidad, las paradojas de Zenón acerca del movimiento y el transcurrir del tiempo, hasta la lógica de la matemática moderna de Gödel o alguna de las obras del matemático Lewis Carrol.

En ese discurso de matemática, realidad y fantasía algunos programadores y matemáticos seguro que se muestran muy bien adaptados. Los bucles en programación recuerdan claramente a esos sueños dentro de sueños. El que ha programado coincidirá conmigo que llega un momento que tienes que ser muy ordenado para saber en algunas ocasiones en que nivel de bucle-sueño estás.

Al final, como casi siempre en mi escritos, acabo perdido, para reencontrarme y volver al tema de la falta de originalidad real del guión de la película voy a recordar un libro muy interesante de Douglas R. Hofstadter, “Gödel, Escher, Bach. Un eterno y grácil bucle.”. ¿Por qué menciono esa obra? Muy sencillo, si yo hubiera empezado a leer el libro, aún cuando me hubiera cansado en la página 200 de las más de 800 que tiene, ya tendría los argumentos para confeccionar el guión de la película.

Curiosamente, puede que simplemente sea una casualidad, el argumento simplificado lo podemos ver en la historia “pequeño laberinto armónico” del libro que mencioné antes de  Hofstadter en el que para ilustrar el tema de “Estructuras y procesos recursivos” nos relata como Aquiles y el señor Tortuga tienen una aventura que acaba siendo una historia dentro de otra historia, el cuento no es muy largo pero no es cuestión de transcribirlo aquí. En la siguiente imagen se puede ver como la estructura, que en el libro simboliza la paradoja,  es la misma que la del guión de la película.

 

No creo que sea algo casual, puesto que el desarrollo del guión está marcada por la esencia misma de lo expuesto en la obra de Hotfstadter, que está basada en las teorías de Gödel, sobre todo, y relacionada con la obra del mismísimo Bach y del artista gráfico holandés  M. C. Escher. Es más, en la escenificación de lo onírico juega con las formas, utilizando la Escalera de Penrose para indicar que en los sueños es posible crear cualquier cosa. En el libro al que me estoy refiriendo aparecen numerosos dibujos de Escher, como “Subiendo y bajando” o “Cascada” que están basados en la misma Escalera de Penrose.

Escalera de Penrose

 

Cascada                                                              Subiendo y Bajando


 

Según estaba viendo la película, y sigo diciendo que está entretenida, que es interesante y que la recomiendo, los recuerdos del libro de Hotfstader acudían a mi memoria. Así que al final tengo que recomendar una película y un libro. Mejor el libro que la película, aunque evidentemente es más ligera la película que el libro. Si te gusta adentrarte el los acertijos matemáticos, en la resolución de problemas, en el estudio de las paradojas, los sistemas ordenados, en definitiva, adentrarte en el pensamiento más racional de una manera realmente lúdica, el libro de Hosftader es una verdadera obra maestra.

 

Anuncios

Publicado el 10 febrero 2011 en Cultura- Ocio. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: