Viaje a la Felicidad


Hoy me apetece hablar de un libro que me acompañó hace unos meses. “Viaje a la felicidad” de Eduard Punset. Como dice el autor del libro más que un viaje es una de las grandes aventuras humanas.

Nuestros ancestros tenían una esperanza de vida de apenas unas decenas de años, su mayor objetivo en ese lapsus de tiempo era sobrevivir y por su puesto perpetuar la especie. Su modus vivendi exclusivamente se centraba en conseguir que la especie no desapareciese, en que la vida se perpetuase después de la muerte de sus componentes. Miles de años después la evolución que ha seguido la especie humana, especialmente en el último siglo, ha significado que los objetivos, tanto individuales como sociales, han cambiado. Las pocas decenas de años que suponían la esperanza de vida de nuestros antepasados se han convertido en casi una centena en la actualidad. Tanto tiempo da lugar no sólo para que la especie tenga asegurada la permanencia, la supervivencia, además una parte importante de esa vida ya no es productiva en términos de procreación.

Por todo ello ahora la especie humana tiene otros horizontes en una importante porción del planeta, en las sociedades desarrolladas, en donde esa esperanza de vida ha aumentado exponencialmente y no se ve limitada por falta de recursos, mortalidad prematura, guerras. Los individuos se plantean su futuro, no ya como un mecanismo para perpetuar su sociedad y especie, si no como de una manera individual y como un derecho intrínseco a su existencia de buscar algo que llamamos felicidad.

El problema es que es algo nuevo para nosotros, miles de años con un objetivo no vale como experiencia para encontrar ese nuevo Dorado que es la felicidad. Punset en su libro intenta adentrarse en ese mundo tan desconocido, busca entender y explicar los mecanismos que condicionan alcanzar el objetivo buscado. Leerlo no va a darnos la felicidad, no es un manual de cómo conseguirla, pero puede darnos pistas acerca de lo que puede ser importante, de los parámetros intangibles que nos pueden ayudar a ser algo más felices. El placer, el bienestar y la felicidad según el autor residen en un proceso de búsqueda y no tanto en la consecución del bien deseado.

Es cuanto menos curioso el enfoque que da el autor a ese viaje fascinante hacia algo tan intangible, tan difícil de conseguir y mucho menos de mantener como es la felicidad. Quizá es un viaje sin rumbo, son destino fijo, porque en el fondo es un viaje a nuestro interior. La felicidad es algo que está dentro de nosotros, no algo que debamos buscar fuera. Realmente la felicidad es un acto de valentía, muchas veces se empieza a ser feliz cuando aceptamos quienes somos, cuando el exterior no es algo que nos dé pánico transitar, si no un sitio donde existen muchas posibilidades, donde lo que no conocemos puede ser un escalón para ser más nosotros mismos y conocernos mejor. Como en algún pasaje del libro asevera el autor “La felicidad es la ausencia del miedo”

 

Anuncios

Publicado el 13 diciembre 2010 en Cultura- Ocio. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: