Poema 20 de “20 poemas de amor y una canción desesperada” de Neruda


Mayo es un mes luminoso, donde la efervescencia de la vida emerge en una explosión incontrolable e incontrolada. Mayo es un mes que seguro  tiene un día de aniversario, o de no aniversario. Mayo es pasado,  es presente efímero, pero, además, es no futuro. Las flores a María se convierten en una canción desesperada buscando una fecha inicial al un fin no anunciado. Buscamos fechas para recordar, puntos de inflexión para olvidar. Días de manos entrelazadas y miradas ciegas por un corazón que aún no conocía su triste fin. Mayo es poesía, Mayo es Hernández, Lorca; Mayo es Neruda. Como la noche al día, el calor al frío, la luminosidad de un Mayo perdido en el tiempo a la penumbra del Mayo actual.

De los veinte poemas de amor y una canción desesperada de Neruda el 20 puede ser uno bueno para incluir en esta entrada.

PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: ” La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

Anuncios

Publicado el 22 mayo 2010 en Tonterías y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. LUIS ALBERTO BASURTO DE LA CRUZ

    NERUDA REUNIO EN ESTE POEMA EL GRITO SILENCIOSO DE DOLOR AL HABER PERDIDO A UN SER QUE UNO A AMADO, ESTO LO HA TENIDO QUE PASAR AL 99.9% DE LOS AMANTES, PERO A UN GRAN DESAMOR PASA LA TEMPESTAD ,TE LLEGA LA CALMA Y VUELVES A SONREIR A LA VIDA CON NUEVOS AIRES DE FELICIDAD Y PROYECTOS AL LADO DE UN SER QUE TE COMPRENDERA POR TU PASADO Y JUNTOS SE CONSTRUIRA UN NUEVO NIDO DE AMOR DONDE LAS HERIDAS SON CICATRIZADAS POR EL AMOR MUTUO DEL SER AMADO QUE ENTRA EN TU VIDA. AMA Y RESPETA AL SER QUE TE DA LA OPORTUNIDAD DE SER FELIZ, GRACIAS A EL (ELLA), CONTRUIRAS TU DESTINO Y ESE DESTINO ES LA FELICIDAD DEL HOGAR QUE FORMARAS.
    FIRMADO: ING. LUIS ALBERTO BASURTO DE LA CRUZ.

  2. EXCELENTE POEMA.

  3. MUY BUENO ESTO BKN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: