Matthieu Ricard


El pasado domingo 16 emitieron en REDES un reportaje sobre la felicidad, la meditación, el altruismo y la compasión. Punset entrevistó a Matthieu Ricard, al que llaman “el hombre más feliz del mundo” a raíz de los experimentos que se realizaron sobre meditación por el neurocientífico Richard Davidson de la universidad de Wisconsin y que descubrieron los beneficios de dicha meditación para alcanzar la felicidad e intentaron comprender por qué distintas técnicas pueden ayudar a las personas a alcanzar mayores cuotas de bienestar emocional.

Ricard dejó una prometedora carrera en Francia como bioquímico para convertirse en monje; colabora con el Mind and Life Institute (co-fundado por el Dalai Lama) donde se estudian distintos aspectos de la plasticidad cerebral y de la neuropsicología cognitiva para comprender la conexión entre la meditación, el cerebro y el bienestar emocional. Según el biólogo y monje budista, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una forma de ser. La ciencia está descubriendo los beneficios de la meditación. Aprender a meditar puede ayudarnos a convivir con una mente más clara y más hábil a la hora de lidiar con las emociones negativas y fomentar las emociones positivas.

Ricard aboga por una felicidad altruista, opuesta a la felicidad egoísta. Hace diez años que participa, en el seno de universidades estadounidenses y en Zurich en el estudio de gente que han hecho entre 10.000 y 50.000 horas de meditación. Estos trabajos se refieren a la atención concentrada sobre la compasión, el altruismo, el equilibrio emocional.

Sus estudios demuestran que después de tres meses de meditación unos 30 minutos diarios, en personas no entrenadas, se observan un refuerzo del sistema inmunitario, un aumento de 20 a 30% de los anticuerpos, un aumento de las células madre en la sangre. Así como cambios de actitud a más altruismo, menos tendencia a la cólera, a la depresión.

En cuanto a cuestiones sociales Ricard tiene una visión muy interesante sobre la crisis económica y social

La crisis revela y refleja un fracaso de la idea del consumo a toda costa, esta idea de individualismo, centrada en la avidez de la ganancia. Para obtener bonos, se requieren resultados extraordinarios, que llevaron a tomar riesgos -un enfoque puramente individualista, egocéntrico, desplazado. Este enfoque está también en contradicción con la realidad. Ya que somos todo interdependientes. Formamos parte de la gran familia humana, de un medio ambiente que es nuestro planeta. Desdeñar esto, manteniendo esta visión extremadamente estrecha del afán de lucro nos conduce al fracaso. Se ven los resultados. Muchos alertaron, pero mientras las cosas iban bien, nadie se iba a privar de este Dorado’.

En estos momentos de nuestra sociedad, nos enfrentamos a muchos retos. En particular, es especialmente complicado el reconciliar tres plazos de tiempo diferentes: los de corto plazo relacionado con la economía, los de mediano plazo relacionado con satisfactores de vida y los de largo plazo relacionado al medio ambiente. Hay, sin embargo, un factor común que une a todos estos de manera natural y armoniza lo que pudieran parecer diferencias. Este factor común es el altruismo.

Si tuviéramos más consideración por los demás, no nos permitiríamos especulaciones desenfrenadas; buscaríamos como mejorar nuestras condiciones laborales, vida familiar, medios de transporte y muchos otros aspectos de nuestras vidas, incluyendo nuestra vida espiritual, y no sacrificaríamos tan descuidadamente este mundo que tenemos que entregar a futuras generaciones.

Por esta razón, el altruismo no puede ser contemplado meramente como una noble y sin embargo ingenuo ideal, por que es ahora, más que nunca, una necesidad. Debemos tener el valor de reconocer esto y decirlo.

Es muy interesante la visión de este monje budista y biólogo reconocido sobre la vida, la sociedad y como podemos buscar algo tan aparentemente esquivo como la felicidad. Es un personaje que no conocía y que me parece muy interesante de seguir.

Vodpod videos no longer available.

Anuncios

Publicado el 20 mayo 2010 en Sociedad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. No soy budista aunque, al contrario que otras grandes religiones, me atrae su manera respetuosa de situar a la persona y al resto de las personas en el mundo. Descubrí a Matthieu a través de “El arte de la meditación” un arte que se debería aprender en todas las escuelas al igual que educación física, matemáticas o literatura.

    Un saludo

    MrWilliam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: