Eramos tan jóvenes


Para la generación del baby boom, para quien lo recuerde, para quien lo vivió. Para quien lo añore, para quien le suene, para quien estuvo allí. Niños con pantalones cortos, juegos de calle, alegría y tristeza en blanco y negro. Llantos de pan y chocolate, alegrías de pastilla de burra. Crucifijos omnipresentes en rancias aulas, pizarras negras como el futuro de los que tomaron el camino equivocado, compañerismo, balones sin marca para porterías hechas con tu cazadora y mi camiseta, con unas piedras o aprovechando la bondad de dos árboles, siempre los mismos, que se unían al juego. Sin necesidad de llamar al portero automático unas voces nos animaban a salir de casa. No necesitábamos que nos sacasen a los columpios, no necesitábamos que nos tutelasen como si nuestra vida fuera de casa estuviera en peligro constantemente. Nuestras tardes no eran de actividades extraescolares, eran de diversión, de juegos, de niños. Crecimos y nunca fuimos unos inadaptados (o sí), nos buscamos las habichuelas sin necesidad de tener un ángel guardián que nos dijese que camino tomar.

Algunos perdimos el recuerdo en el camino, pero algunas canciones nos remontan a unos tiempos que seguro no fueron mejores, pero desde luego debimos ser más libres e inocentes.

Anuncios

Publicado el 24 marzo 2010 en Sociedad, Tonterías y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: