PARADA TÉCNICA LHC


Hace mucho que no toco el tema del LHC, la razón principal, al margen de que apenas he escrito en el Blog, es que el Acelerador está parado desde el 16 de Diciembre. Es una parada programada hasta el 14 de Febrero.

Durante este tiempo los científicos están estudiando los resultados de los primeros experimentos a energías no muy elevadas, verificando que las partículas que han aparecido son las que debían ser, esto es posible puesto que en el rango de energías que han trabajado las partículas que debían interactuar o aparecer en los distintos detectores son todas conocidas y previsibles. Es una parada técnica que servirá, al margen de lo citado anteriormente, para verificar que todos los elementos están bien, que todo está en orden. Servirá también para reparar los elementos que hayan sufrido daño y para hacer test de los distintos componentes del complejo, sobretodo del nuevo sistema de protección por enfriamiento para llevarlo a su total funcionalidad. Así mismo se está preparando el LHC para reiniciarlo a energías mayores en torno a 3.5 TeV, sustituyendo cerca de 4000 conectores en el sistema de enfriamiento. También se está haciendo un mantenimiento del detector CMS, sustituyendo partes que estaban causando que las líneas de refrigeración del detector de agua fallaran.

Los imanes superconductores del LHC se mantienen a una temperatura muy baja, cercana al cero absoluto, de 1,9 K ( cercano a los -273 ºC), para poder alcanzar las altas corrientes necesarias con el fin de actuar sobre la trayectoria de las partículas. El haz fluirá a una energía de 3,5 TeV y será necesaria una corriente de 6000 amperios a través de los imanes de flexión principales del LHC, los dipolos. El enfriamiento se produce cuando parte del cable superconductor dentro de un imán se calienta y ya no puede conducir la electricidad sin resistencia, necesitan que no haya nada de resistencia para alcanzar esas energías. La primera línea de actuación para conseguir los objetivos de enfriamiento y superconductividad es la detección de temperatura mediante un complejo sistema electrónico que monitorea los imanes.

Una de las tareas principales de la parada técnica es la sustitución de algunos conectores en los 250 km de cable de alto voltaje del nuevo sistema de detección de enfriamiento. Los conectores, inicialmente instalados en 2009, están siendo reemplazados después que se descubrió que se dañan fácilmente si los cables están doblados.

Una vez que se detecta un enfriamiento, la energía almacenada debe ser canalizada de manera segura lejos del imán. El nuevo sistema de protección de enfriamiento, instalado en noviembre, incluye cerca de 10.000 nuevos cables diseñados para desconectar la corriente en sectores específicos del LHC. El sistema de actualización también incorpora una mejor programación y la electrónica necesaria para detectar desconexiones. Se está probando durante esta parada técnica el software y los distintos equipos para este sistema, con el fin de asegurar que todo funciona correctamente para alcanzar las máximas energías con que se trabajará este año.

Se espera el regreso del haz en el LHC poco después de que vuelva a funcionar, y acto seguido comenzarán las colisiones y los nuevos experimentos.

Anuncios

Publicado el 28 enero 2010 en Ciencia y Tecnología, LHC y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: