Copenhague 2009


Si te suena Copenhague sólo como la capital de Dinamarca, si te suena sólo por su sirenita o si simplemente has oído hablar de ella como una de las ciudades mejores para vivir es que no estás muy pendiente de todo lo que rodea a la lucha contra el cambio climático.

Copenhague debería ser  una cita clave en la lucha contra el cambio climático. Los líderes mundiales decidirán en la reunión de las Naciones Unidas que se celebra el 7 de Diciembre en Copenhague su compromiso para dar continuidad al Protocolo de Kioto. De dicha reunión debería salir un acuerdo que garantice que las  emisiones responsables del cambio climático se reduzcan lo suficiente y asegurar así que el aumento de la temperatura global se mantenga por debajo de los +2ºC, valor por debajo del cual disminuye el riesgo de que el cambio climático se desboque

Pero empecemos por el principio.

¿De qué estamos hablando?

De cambio climático, de efecto invernadero. Se llama efecto invernadero al fenómeno por el cual determinados gases, componentes de la atmósfera, retienen la energía que emite el suelo terrestre, devolviendo una parte a la superficie e impidiendo así que toda la energía emitida por la Tierra salga al espacio, lo que provocaría un continuo enfriamiento que impediría la vida. Según la gran mayoría de los científicos, el incremento de algunos de estos gases producido por la actividad humana está aumentando excesivamente el efecto invernadero y dando lugar a un calentamiento anormal del planeta.

El calentamiento de la Tierra, fruto de la utilización masiva de combustibles fósiles -carbón, petróleo y gas natural- como fuentes de energía, es lento y se remonta al siglo XIX. Desde la Revolución Industrial se ha producido un aumento de un 25% en la concentración atmosférica de CO2, un 19% de óxidos nitrosos, un 100% de metano y más de un 200% de CFCs, causantes todos ellos del efecto invernadero. Desde entonces, la temperatura media se ha elevado 0,8 grados centígrados sobre los niveles preindustriales.

¿Qué ocasionaría este calentamiento prolongado si no se toman medidas?

Deshielo: La extensión de la nieve ha disminuido en torno a un 10% en el hemisferio norte desde los años 60.

Subida del nivel de mar: La pérdida de masa de glaciares y casquetes polares puede causar un aumento del nivel marítimo de 15 a 95 centímetros para 2100.

Sequías y desertización: Periodos más extensos de sequía debido al cambio en los patrones de lluvias, los flujos de los ríos, los niveles de los lagos y el agua del suelo. Fenómenos meteorológicos extremos: Aumento de la frecuencia y la severidad de sequías, inundaciones, olas de calor.

Pérdidas económicas: Aumento los costes socioeconómicos por los daños ocasionados por inundaciones, seguías, incendios forestales

Emigración: El aumento de la erosión y las inundaciones puede provocar que millones de personas que viven cerca de la costa o en regiones menos desarrolladas se vean obligadas a cambiar de hogar. Ya se habla de “refugiados” por el cambio climático.

Extinción de especies: Se calcula que entre el 15 y el 37% de las especies del planeta podrían extinguirse, con la consecuente pérdida de biodiversidad y expansión de especies invasoras y plagas. Entre los ecosistemas naturales en riesgo por su especial vulnerabilidad se incluyen los glaciares, los arrecifes coralinos y atolones, los manglares, los bosques tropicales y boreales, los ecosistemas polares y alpinos y, las zonas húmedas y praderas.

Todo ello conlleva pérdidas de vidas humanas, directamente o inducidas por el aumento de la pobreza, las hambrunas y las enfermedades.

¿Qué se ha hecho hasta ahora por evitar el cambio climático?

Digamos que el pistoletazo de salida para iniciar la lucha contra el cambio climático fue la aprobación del Protocolo Kyoto en 1997

  • 11 de diciembre de 1997. Se adopta en Kioto (Japón) el Protocolo de Kioto, un acuerdo sin precedentes para frenar la degradación medioambiental.
    1998. El 16 de marzo, el Protocolo de Kioto se abre a la firma en la sede de la ONU. El 29 de abril, los países de la UE, incluida España lo firman conjuntamente.
  • 2000. Fracasa en La Haya la sexta reunión de las partes integrantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.
  • 2001. EE UU decide no ratificar el Protocolo de Kioto. En la conferencia de Bonn, Rusia, Australia, Canadá y Japón se distancian de EE UU y se alían con la UE para que el Protocolo de Kioto pueda aprobarse conforme a lo previsto.
  • 2002. La UE ratifica unánimemente el Protocolo de Kioto, tras su aprobación en los parlamentos nacionales. Japón (cuarto emisor de CO2 del planeta) también lo ratifica, al igual que Canadá y Nueva Zelanda.
  • 2004. Rusia, que representa el 17,4% de las emisiones, aprueba el Protocolo, con lo que queda superado el 55% de emisiones requeridas en el tratado como condición para su entrada en vigor.
  • 2005. Entra en vigor el Protocolo de Kioto con la ausencia de EE UU y Australia. China e India, que junto con los anteriores, son los países que más contaminan, no están obligados a recortar sus emisiones por ser países en vías de desarrollo.
  • 2007. La UE decide unilateralmente reducir sus emisiones un 20% en 2020 respecto al nivel de 1990. Se presenta en Valencia (España) el IV informe de síntesis del IPCC que afirma que el cambio climático es un fenómeno “inequívoco” y que algunos de sus efectos son ya irreversibles. Australia ratifica el Protocolo de Kioto y se celebra en Bali (Indonesia) la XIII Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático.
  • 28 de marzo de 2009. El Fondo Mundial por la Naturaleza (WWF) convoca el Apagón Mundial contra el cambio climático al que se sumaron 4.000 ciudades de 88 países en las 25 zonas horarias.

El 7 de Diciembre de 2009 en Copenhague se tiene la oportunidad de apostar por la continuidad del planeta Tierra tal y como lo conocemos hoy.

Diversas organizaciones están haciendo campaña para que sus propuestas, para paliar el cambio climático, se lleven a cabo. Entre ellas WWF ha realizado las suyas, que son las siguientes:

1-Los países ricos, en su conjunto, deberían fijar un objetivo sólido de reducción de emisiones en 2020 del 40% respecto a los niveles de 1990. La mayor parte de esta reducción se tendría que alcanzar internamente.

2-La cooperación financiera y tecnológica debe apoyar la implementación de economías bajas en carbono en los paises en desarrollo.

3-Contando con el apoyo necesario, los países en desarrollo deberían comprometerse a reducir sus emisiones un 30% en 2020 respecto a sus proyecciones acutales

4-Las acciones llevadas a cabo por los países en desarrollo deberían incluir el freno a la deforestación y a las emisiones que se deriven de la misma.

5-Las naciones ricas tienen que prestar el apoyo neceario a los países más vulnerables, comunidades y ecosistemas, que son los que más están sufriendo y sufrirán los efectos del cambio climático, así como financiar sus polítcias de adaptación.

6-Todos los países deben acordar que las emisiones globales de gases de efecto invernadero tendrán que reducirse en al menos un 80% respecto a los niveles de 1990 en 2050.

El 7 de Diciembre nos jugamos más que un acuerdo, nos jugamos que las futuras generaciones tengan un futuro. De momento las expectativas no son muy alentadoras, Estados Unidos y China, los mayores contaminantes del mundo, apoyados por algunas de las principales naciones emergentes , comunicaron hace unos días en Singapur, al Gobierno de Dinamarca, que no será posible conseguir en esa ocasión un acuerdo vinculante que permita la reducción de emisiones de dióxido de carbono. En su lugar, se intentará un acuerdo en dos etapas, y que, en realidad, consiste en hacer en Copenhague una mera declaración de intenciones, pero se postergarán los compromisos obligatorios para un momento posterior, quizá para otra conferencia que debe de celebrarse el próximo año en México.

Aún así hay que moverse y no darse por vencido, aunque sea de manera simbólica y quizá preparando futuras reuniones. En WWF se están recogiendo firmas para conseguir el acuerdo vinculante que cada vez está más lejos. El “NO” siempre lo tenemos pero al menos hay que mostrar interés y movilizarnos. Pincha en el siguiente enlace y deja claro en qué parte estás.

http://wwf.es/que_hacemos/cambio_climatico/copenhague_09__vota_por_el_planeta/

Fuente: WWW.WWF.es

Anuncios

Publicado el 26 noviembre 2009 en Ciencia y Tecnología y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: